McLaren Speedtail: un Fórmula 1 para la carretera

El McLaren de calle más rápido de la historia ofrece una velocidad punta de 403 kilómetros por hora gracias a una combinación inédita de potencia híbrida, tecnología de vanguardia, extraordinaria ligereza y aerodinámica de referencia

Edgar Vivó » 26 de noviembre, 2018

McLaren ha tardado más de 25 años en romper la barrera que estableció con los 391 kilómetros por hora de velocidad punta del F1, pero finalmente lo ha hecho con un coche que está llamado a superar la leyenda de su predecesor. Se llama Speedtail y, gracias a la utilización de fibra de carbono en toda su estructura, a una aerodinámica innovadora, a la tecnología más avanzada del mercado y a una motorización híbrida que desarrolla 1.050 caballos, es capaz de alcanzar los 403 km/h.

McLaren dice que su primer Hiper-GT “eleva los límites de lo técnicamente posible a través de la fusión perfecta entre arte y ciencia”. Y lo cierto es que a primera vista ya se percibe como en este vehículo el diseño se ha puesto al servicio de la ingeniería para crear una máquina extremadamente bella a la vez que aerodinámica. Cada elemento y cada detalle del Speedtail están pensados para reducir la resistencia al viento y por tanto maximizar la velocidad punta. Es más estrecho que el McLaren P1, pero más de medio metro más largo, midiendo 5.137 mm.

Visto desde arriba parece una gota de agua (la forma más rápida en la naturaleza) y su perfil crea el primer contacto más suave del aire con el deflector delantero, mientras que la cola alargada reduce las turbulencias. Y no solo la forma general es una lágrima, también lo es el habitáculo acristalado del piloto, instalado dentro del coche, una vez más contribuyendo a la eficiencia de la resistencia aerodinámica.

El diseño general del vehículo se ve además reforzado por elementos no menos vanguardistas como unas cámaras digitales de visión trasera que sustituyen a los tradicionales espejos retrovisores en las puertas; las cubiertas aerodinámicas en las ruedas delanteras para reducir las turbulencias alrededor de los pasos de rueda; y una silueta sin «costuras» realzada por la reducción de líneas de cierre (incluyendo la cubierta trasera en una sola pieza) que no interrumpe la continuidad visual de la carrocería ni el flujo de aire. Los alerones traseros activos patentados son accionados hidráulicamente y forman parte integral de la cubierta posterior, fabricada en fibra de carbono flexible, es decir, que la carrocería del Speedtail puede doblarse literalmente. Con una tolerancia de solo 1 mm entre las superficies, esta nueva y espectacular tecnología elimina todos los huecos o líneas de cierre entre el vehículo y el borde delantero de los alerones, lo que significa que no hay turbulencia, no hay resistencia y no hay pérdida de velocidad.

También »  Pantallas flexibles: Una nueva era de ver y tocar

Ligereza y potencia

Todo lo anteriormente descrito está fabricado alrededor de una estructura de fibra de carbono McLaren monocasco hecha a medida y se beneficia de una ingeniería ligera que incluye un cuerpo de fibra de carbono, suspensión activa de aluminio y frenos de carbono cerámicos. Sin lugar a dudas los mejores complementos para exprimir al máximo las prestaciones de un motor revolucionario.

El Speedtail monta un propulsor híbrido gasolina-eléctrico que desarrolla una potencia combinada de 1.050 CV con un rendimiento sencillamente extraordinario. Alcanza una velocidad de 403 km/h en el radical modo Velocity, que se ha desarrollado específicamente para este modelo. En esta posición se optimiza el tren motriz híbrido para altas velocidades, mientras que también se adapta el ángulo de los alerones traseros activos con la misma finalidad. Además, las cámaras digitales retráctiles de visión trasera se retraen para mejorar aún más la resistencia aerodinámica. Finalmente, el Velocity Active Chassis Control rebaja el Speedtail en 35 mm, dejando el punto más alto del vehículo a solo 1.120 mm de la superficie de la carretera.

También »  Luces, cámara y... contacto

La parte eléctrica del tren motriz permite un aumento implacable en la velocidad del vehículo independientemente de las revoluciones del motor, lo que unido al bajo peso del Speedtail (solo 1.430 kg) hace que éste establezca un nuevo punto de referencia para un McLaren, con una aceleración de 0-300 km/h en solo 12.8 segundos. Esto supone casi cuatro segundos menos que el híbrido de la serie Ultimate, el McLaren P1 (16.5 segundos).

Ya se sabe que el neumático es el único punto de contacto entre el vehículo y el asfalto, y para filtrar y soportar toda esta carga energética se necesita un compuesto extraordinario. Por ello, el socio tecnológico de McLaren, Pirelli, ha creado un neumático P-Zero diseñado a medida para la velocidad extrema de este Hiper-GT.

Puesto de mando

El Speedtail ofrece unas prestaciones estratosféricas, y por ello, como si de una nave espacial se tratase, cuenta con un puesto de mando en el que el conductor se ubica en el centro del habitáculo. A sus flancos y en una posición algo retrasada se sitúan dos asientos que están integrados en el monocasco de fibra de carbono.

Al frente del conductor se encuentra un moderno sistema de control, con pantallas de alta definición y pantallas táctiles que recorren el tablero y eliminan casi todos los botones e interruptores que tradicionalmente se encuentran en un coche. Los controles para arrancar el motor, encender el Active Dynamics Panel y activar el modo Velocity, así como los de abrir las ventanas y puertas, están en paneles sobre la cabeza del conductor, simulando la cabina de un caza de combate. Estos controles y los otros interruptores y botones son de aluminio pulidos a mano.

También »  Cupra Ateca: SUV Racing

En el habitáculo, la innata deportividad de este modelo se combina con la máxima expresión del lujo. Su elegancia y excelencia material se asemejan más al mundo de la alta costura, los yates de lujo y los muebles hechos a medida, que a lo que normalmente se acostumbra a observar en el mundo de la automoción. Además, la capacidad de personalización del Speedtail es extraordinaria, para que cada propietario dispondrá de un modelo único. Un ejemplo es el juego de maletas de fibra de carbono, hechas a medida para los espacios reservados para el equipaje tanto en la parte delantera como en la posterior del vehículo.