Luces, cámara y… contacto

En NEO pasamos lista a algunos de los modelos que se han convertido en una estrella más del firmamento cinematográfico

Róber Martí » 23 de noviembre, 2018

La relación del automóvil con el cine es casi tan antigua como la propia historia del Séptimo Arte. A veces protagonistas, a veces estrellas invitadas, también pueden servir de contexto en el que se desarrolla una escena o dar pie a una buena persecución. La lista de coches que han compartido cartel con astros del celuloide es inabarcable, pero es cierto que entre ellos, un selecto grupo de modelos han logrado un protagonismo tan marcado que bien merecerían una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood.

A veces aparecen por casualidad; otras son parte intocable del reparto, bien porque lo establece el guion o por los acuerdos que fabricantes de automóviles y estudios cinematográficos alcanzan en beneficio propio. El product placement es un tipo de publicidad alternativa que puede interesar a una marca siempre y cuando argumento y entorno del filme vayan en sintonía con la filosofía del fabricante y del propio modelo.

Audi es un buen ejemplo de este tipo de estrategia. Un acuerdo con Marvel, factoría de películas de superhéroes con el sello del desaparecido Stan Lee, ha hecho que buena parte de su gama haya desfilado por Iron Man, Spiderman y Los Vengadores. Incluso su actual A8 se ‘estrenó’ en pantalla, en Spiderman: Homecomming, antes de su premier internacional en el Audi Summit de Barcelona, algo que ya había hecho el Audi TT Roadster en Misión Imposible II.

Como hemos dicho, el listado es interminable, pero en los próximos números de NEO vamos a recordar algunos de los coches que durante su aparición en la gran pantalla hicieron sombra –aunque fuera durante unos pocos segundos– a actrices y actores consagrados.

También »  Hyundai NEXO: sólo emite vapor de agua

Audi RSQ Sport Coupé

¿Lo recuerdan? Apareció en Yo, robot y con él, el detective Spooner (Will Smith) recorría Chicago en el cada vez menos lejano 2035. Este prototipo fue el primero diseñado por Audi específicamente para una producción cinematográfica y el resultado no pudo ser más espectacular.

Lexus 2054

Seguimos en tiempo futuro con este concept aparecido en Minority Report de Steven Spielberg. La marca japonesa lo diseñó a medida y ya en 2002 lo imaginó propulsado por un motor eléctrico alimentado mediante una pila de combustible. Lo condujo en el filme Tom Cruise, que hacía el papel del agente de PreCrimen John Anderton.

Ford Mustang

Posiblemente, uno de los coches más icónicos de la gran pantalla, aunque se ganó un lugar en el Olimpo en la persecución protagonizada por Steve McQueen en la película Bullitt. De hecho, Ford ha creado tres versiones del Mustang basadas en aquel modelo de 1968; la última, con un motor V8 de 460 CV, acaba de ser editada coincidiendo con el 50 aniversario de la película.

Chevrolet Camaro

Otro vehículo muy presente en algunos taquillazos históricos. Pero si es por protagonismo, pocos coches pueden presumir de haber tenido un papel en una película como el Camaro en la saga Transformers al encarnar al entrañable Bumblebee. Como Ford con el Bullitt, Chevrolet ha sacado pecho creando alguna edición especial de este deportivo genuinamente americano.