Kymco e-Bikes Q, disfruta la ciudad

La bicicleta eléctrica de Kymco no sólo es perfecta para los trayectos diarios sino también para redescubrir tu ciudad visitando con ella todos sus rincones

Edgar Vivó » 29 de marzo, 2019

Los vehículos de movilidad personal (VMP) se encuentran en plena efervescencia en nuestro país, siendo cada vez más las alternativas que se plantean a los clásicos desplazamientos en coche y moto. Pero pese a la irrupción de patinetes eléctricos, los monociclos, segways u hoverboards, la bicicleta sigue siendo la principal alternativa entre los usuarios, ya que ésta ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos adquiriendo métodos de propulsión eléctrica que apoyan al pedaleo para reducir el esfuerzo de los ciclistas.

Si sumamos esta característica al hecho de que las ciudades se han adaptado a este medio de transporte con carriles específicos para su uso, no es de extrañar que la bicicleta eléctrica sea a día de hoy la alternativa por excelencia.

La Kymco e-Bike “Q”

Conscientes de ello, marcas como el fabricante de motocicletas Kymco ha lanzado su propia línea de e-Bikes. Más concretamente la firma taiwanesa cuenta con los modelos “B”, “Q” y “Q Lite”. Todas ellas se benefician de la dilatada experiencia de la marca en la producción de vehículos de dos ruedas, por lo que desde su lanzamiento se han posicionado como auténticos referentes en este segmento por su calidad y fiabilidad. Algo que pudimos constatar tras más de un mes de uso de la “Q”.

La opción más equilibrada

La Kymco e-Bike “Q” se podría considerar la opción intermedia de la gama, ya que por encima se encontraría por tamaño de ruedas y dimensiones generales la “B” y por debajo por la falta de suspensiones la más compacta “Q Lite”.

El corazón de las e-Bikes Kymco es una batería compacta, práctica y extraíble, que con apenas pesa 2,7 kg ofrece 360 Wh de potencia y niveles altísimos de autonomía. Lleva integrado un indicador de carga LED, cuya luz roja revela que está por debajo del 35%; luz naranja, entre 35 y 75%; y luz verde por encima del 75%. Una vez agotada, la batería tiene un tiempo de recarga de 4,1 horas hasta el 100%.

También »  Mazda3: La nueva era Mazda
La Kymco e-Bike “Q”

Esta batería alimenta un sistema de propulsión suave, ultraeficiente y silencioso –menos de 50 decibelios–ubicado en la rueda trasera. El motor de asistencia al pedaleo aporta una aceleración progresiva, que se puede intensificar a través de cuatro modos de actuación: Ultrabaja, Baja, Media y Alta. La primera opción es una ayuda constante pero mínima con la que se ofrece una autonomía máxima de 90 kilómetros; en asistencia “Baja”, indicada para terrenos llanos, se reduce a 80; la asistencia “Medía” estaría indicada para pendientes suaves y dejaría la autonomía en 60 kilómetros; y la asistencia “Alta” es ideal para pendientes pronunciadas y con ella se reduce hasta un mínimo aproximado de 50 kilómetros.

Tanto el nivel de asistencia como la autonomía, además de otra mucha información relevante a la conducción se muestra en un display digital que se un ubica en el volante. Éste también permite activar el sistema antirrobo de la bici.

La Kymco e-Bike “Q”

Agradable paseo

Durante la prueba de larga duración realizamos cientos de kilómetros a lomos de la “Q”, principalmente en un entorno urbano y con una rutina diaria, pero desde el primer día ya disfrutamos de las grandes ventajas que aporta esta bici a nuestras vidas. Cambiamos el estrés de la conducción en coche por un agradable paseo en bicicleta, en el que sin esfuerzo llegamos a la oficina en menos tiempo de lo habitual, si incluimos el rato que perdemos en aparcar.

Los trayectos entre nuestra casa y el trabajo pasaron de ser pérdidas de tiempo a oportunidades de disfrutar de un agradable paseo en bici o incluso de jornadas de ejercicio si se opta por anular por completo la asistencia. Cabe decir, eso sí, que en nuestro caso entre ambos destinos contábamos con más de un 90 por ciento de trayecto por un carril bici que transcurría en gran parte por zonas ajardinadas.

También »  Luces, cámara y... contacto
La Kymco e-Bike “Q”

Escapa de la rutina

Siempre que se piensa en un adquirir un VMP se hace pensando en usarlo para los trayectos diarios, sin ser conscientes de que como en el caso del Kymco Q, te abre todo un nuevo mundo de ocio. Su agradable uso y extensa autonomía nos permitió redescubrir nuestra propia ciudad, recorriendo sus principales arterias y estrechas callejuelas para llegar hasta todos aquellos lugares y monumentos que nunca encontramos el momento de visitar por la dificultad que entraña llegar hasta ellos con nuestro coche. Con la “Q” no sólo se disfruta del destino sino también del viaje.

La Kymco e-Bike “Q”

Tal fue nuestro grado de satisfacción con estas escapadas que quisimos sacar esta e-Bike de su zona de confort. Afrontamos un largo trayecto fuera de la ciudad que en su mayoría transcurría por un camino de tierra en el que pusimos aprueba sus suspensiones, que es el principal distintivo respecto a su hermana “Q Lite”. Éstas, gracias a su buen tarado y capacidad de regulación filtraron perfectamente las irregularidades del firme. 

En este contexto también fue donde realmente probamos los distintos modos de asistencia para afrontar los cambios de pendiente y el excepcional trabajo del cambio de marchas mecánico. La Kymco Q es perfecta dentro y fuera de la ciudad.