Fórmula E: emoción eléctrica

Todo está listo para que comience una nueva temporada de un certamen que ha conseguido atraer a los principales protagonistas de la industria del motor

Javier Pinés Gil » 23 de noviembre, 2018

El próximo 15 de diciembre, el circuito de Ar Diriyah, en Arabia Saudí, será el encargado de dar el banderazo a un nueva temporada de la Fórmula E. Un certamen que, en su quinta convocatoria, puede afirmar que ha alcanzado una sólida consolidación en el calendario del automovilismo de alta competición.

Cuando la Fórmula E daba sus primeros pasos, allá por 2012, pocos auguraban un éxito tan temprano. La apuesta por un formato de monoplazas 100% eléctricos en un escenario de circuitos urbanos –la mayor parte de ellos totalmente inéditos–, conformaba un atrevido cóctel cuyos resultados eran imprevisibles. Seis años y cuatro temporadas después, se puede afirmar con rotundidad que la Fórmula E goza de una muy buena salud.

Prueba de ello es el crecimiento que ha experimentado a todos los niveles y que ha llevado a que pilotos de reconocido prestigio y las principales marcas de la industria del automóvil se hayan decantado por la electricidad. Y es que, el planteamiento y la cada vez más visibilidad de esta competición ha conseguido atraer la atención de aficionados y una nómina de participantes cada vez más prestigiosa.

Con acento español

Luchar en el mundo del automovilismo de velocidad es muy complicado dada la alargada sombra que proyecta la todopoderosa Fórmula 1. Algo de lo que era consciente en sus inicios Alejandro Agag, uno de los socios fundadores de la Fórmula E y actual CEO y máximo responsable del campeonato.

Un marcado acento español que se refuerza en otros escalones de la estructura organizativa como es el caso de Manolo Ortiz-Tello, Director de Operaciones en cada una de las pruebas que se celebran en los continentes americano, europeo, africano y asiático.

Además, la parrilla de la temporada que arrancará en poco menos de tres semanas, se reforzará con la presencia de Dani Juncadella. El barcelonés, tras varias temporadas en el DTM en la escudería Mercedes AMG la cual ha decidido dejar el certamen, se incorpora al equipo HWA, filial de la firma alemana como probador y piloto reserva de Stoffel Vandoorne y Gary Paffett. Un refuerzo de lujo para una formación que va a servir de puente a la firma de la estrella, para su definitivo asalto a la competición como equipo oficial en la temporada 2019-2020.

Apuesta eléctrica

El éxito de la Fórmula E se ha consolidado a lo largo de todos estos años gracias a una acertada e innovadora visión de la competición. No obstante, otros factores han ayudado de manera considerable al auge de estas carreras.

En este sentido, la cada vez más constante «demonización» de los combustibles fósiles y el auge de la electricidad –en todas sus aplicaciones a los nuevos sistemas de propulsión–, han sido vitales para que los más destacados constructores del sector se hayan decantado por estos monoplazas eléctricos.

También »  McLaren Speedtail: un Fórmula 1 para la carretera

Un total de 11 equipos entre los que se encuentran escuderías con un más que extenso palmarés en el mundo de la competición. Éste es el caso del ABT Audi Sport, el Panasonic Jaguar, el Techeetah DS, el BMW Mario Andretti o el Mahindra Racing. Como principales novedades para la actual temporada cabe destacar la continuidad del E Dams, ahora bajo la tutela de Nissan tras exitosas temporadas con Renault, o la llegada del HWA, paso previo a la llegada oficial de Mercedes AMG para 2019-2020. Una sexta temporada en la que también aterrizará Porsche con una estructura propia, tras dejar el mundial de resistencia el pasado año. Sin duda alguna, una clara muestra del interés que ha generado el certamen entre la industria.

Pero esta expectación también se ha extendido entre los pilotos. Los volantes de los monoplazas eléctricos cuentan cada vez con manos más experimentadas. En esta ocasión, nuevos nombres provenientes de la Fórmula 1 van a reforzar la parrilla. Éste es el caso de Felipe Massa, Pascal Wehrlein y Stoffel Vandoorne.

Destaca especialmente la decisión tomada por el actual compañero de Fernando Alonso, el cual deja su asiento en una escudería como McLaren de la que pocos esperan un resurgimiento a corto plazo, para ponerse al mando de uno de los coches de HWA con el objetivo de consolidarse en un futuro dentro de la estructura de Mercedes AMG.

Todos ellos encontrarán una dura competencia con otros ilustres nombres que han pasado por la máxima categoría como es el caso de Sébastien Buemi, Luca di Grassi, Jean-Eric Vergne o Nelson Piquet Jr, y que ya cuentan con una notable experiencia a bordo de estos monoplazas. No menos destacable es la llegada de Gary Paffett, actual campeón del mundo del DTM y que ha acompañado a Mercedes-Benz en su traslado a la Fórmula E.

Lucas Di Grassi y Daniel Abt, junto al monoplaza de Audi Sport. AUDI

Evolución técnica

Desde sus inicios, la Fórmula E ha tenido que luchar por hacerse un hueco en un mundo tan arraigado como el de la alta competición con el evidente obstáculo de prescindir de la gasolina. Y no sólo del combustible, si no también del sonido de los motores, una pieza clave, y podría decirse que hasta intocable para muchos aficionados a las carreras.

Ante este panorama, este certamen ha tenido que evolucionar a pasos agigantados para poder ofrecer un alto nivel de espectáculo, partiendo de una tecnología que aún tiene un notable margen de desarrollo y mejora. Un proceso de innovación que se ve claramente reflejado en los totalmente nuevos monoplazas Gen2 diseñados para esta nueva temporada. En primer lugar, y a diferencia de la F1, las espectaculares soluciones aerodinámicas que muestran los coches están congeladas por reglamento y no pueden sufrir ningún tipo de modificación a lo largo de toda la temporada. Destacar que estos modelos no tienen alerón trasero, siendo el encargado de generar la carga aerodinámica un gran difusor situado en la parte trasera del coche.

También »  Un talismán hecho emblema

Por primera vez desde que el campeonato arrancó en 2014, los pilotos solo usarán un monoplaza por carrera para competir. Las baterías ahora tienen la capacidad suficiente para durar la distancia completa de una carrera de 45 minutos, por lo que el obligatorio cambio de coche ha sido eliminado.

Todos los equipos de la Fórmula E obtienen la electricidad de baterías de McLaren idénticas, que pesan 374 kilogramos. La batería de iones de litio se encuentra colocada entre el asiento del piloto y el sistema de propulsión. Tiene una capacidad de 52 kWh y puede ser recargada en tan solo 45 minutos.

Cada escudería se encarga de desarrollar el sistema de propulsión, que está formado por el motor, el inversor, la caja de cambios, parte de la suspensión trasera y el software. El resto del coche, en cambio, es idéntico para todos. Como en la Fórmula 1, el piloto se sienta en un chasis monocasco de fibra de carbono, desarrollado para cumplir con los estándares de seguridad de la FIA.

Las estructuras de polímero reforzado con fibra de carbono (CFRP) en la parte delantera, trasera y laterales proporcionan una seguridad máxima. También es nuevo –e igual que en la Fórmula 1– el sistema halo, colocado sobre el cockpit, que proporciona una protección adicional para la cabeza de los pilotos.

El peso mínimo del coche es de 900 kilogramos (piloto incluido), con unas prestaciones de aceleración de 0 a 100 km/h en 3,1 segundos y una velocidad máxima de alrededor de 240 km/h.

Además, esta temporada la organización ha introducido el «Modo Attack» para todos los equipos, el cual permite circular por un tiempo determinado y en unas zonas delimitadas previamente a la máxima potencia, 225 kW. Cuando los pilotos activen el Modo Attack, se encenderán unos diodos LED (un nuevo sistema de seguridad impuesto por la FIA) que se iluminarán en otro color para que tanto aficionados como espectadores puedan identificar en qué momento se hace uso de la máxima potencia.

Los nuevos monoplazas GEN2 volverán a rodar por el centro de París el próximo 24 de abril. AUDI

Neumáticos específicos

La quinta temporada de la ABB FIA Fórmula E va a volver a contar con Michelin como uno de sus protagonistas más relevantes. La firma de neumáticos gala, socia fundadora de la competición, aprovechaba los primeros test de pretemporada realizados en el Circuito Ricardo Tormo, en Valencia, para presentar los nuevos neumáticos Pilot Sport.

También »  Cupra Ateca: SUV Racing

Y es que, la Fórmula E se ha convertido en un excelente laboratorio de pruebas para Michelin. A diferencia de otras competiciones en las que se utilizan neumáticos con compuestos de diferentes durezas, o variantes específicas para condiciones de seco o mojado, en la Fórmula E se limita el abanico a una única opción, por lo que se debe garantizar un rendimiento homogéneo en todo tipo de condiciones.

Unas exigencias sobre las que se desarrolló el anterior Pilot Sport EV, y que ahora han sido mejoradas con la introducción de esta nueva generación Pilot Sport. Entre otros detalles, estos neumáticos son más ligeros que sus antecesores; los delanteros han perdido 2 kilogramos, mientras que los traseros se han aligerado en 2,5 kilogramos. De esta forma, cada monoplaza ahorra un total de 9 kilogramos: un 20 por ciento del peso total que suponen los neumáticos.

Michelin Pilot Sport. La firma francesa es uno de los más fieles colaboradores de la FIA ABB Fórmula E. Es la encargada de suministrar los neumáticos para los monoplazas, siendo los Pilot Sport de nuevo desarrollo, ahora más ligeros y eficientes que los empleados en anteriores temporadas

La eficiencia energética ha sido otro de los pilares sobre los que se ha basado la evolución de los Pilot Sport para, sin perder un ápice de rendimiento o seguridad, conseguir una notable disminución de la resistencia a la rodadura. Este aspecto adquiere aún más relevancia esta temporada en la competición, ya que, a partir de esta temporada ya no se van a realizar los cambios de vehículos que se hacían con anterioridad en carrera, teniendo que afrontar con el mismo monoplaza la totalidad de la prueba. A pesar de ser un neumático de competición, el Pilot Sport para la Fórmula E apenas se diferencia de los neumáticos de carretera de la gama Michelin para turismos, salvo por el diseño utilizado en sus flancos. De hecho, las dimensiones de los Pilot Sport para los monoplazas de la Fórmula E son 24/64-18 en el eje delantero, y 27/68-18 en el eje trasero, que equivalen a unas dimensiones 245/40-18 y 305/40-18, respectivamente, para coches de calle.

Nuevo calendario

El crecimiento experimentado por el campeonato ha ido en paralelo al interés mostrado por ciudades de todo el mundo que aspiran a formar parte del calendario de la Fórmula E.

En esta ocasión, el certamen contará con importantes novedades como la cita de apertura en Ar Diriyah, en Arabia Saudí, o la de los trazados de Sanya en China o el suizo de Berna, que este año sustituye a la carrera celebrada hasta ahora en el centro urbano de Zurich.

Jaguar I-PACE eTrophy

La quinta temporada de la FIA ABB Fórmula E tendrá como protagonista invitado al comienzo del campeonato Jaguar I-PACE eTrophy. Se trata del primer certamen de vehículos eléctricos de producción en serie, y en el que se contará con hasta 20 unidades de carreras del modelo 100% eléctrico de la firma británica en nueve de los circuitos que albergarán la competición.

Jaguar I-PACE eTrophy