Citroën C5 Aircross: modulable y con carácter

El nuevo modelo de la marca de los chevrones está inspirado en las necesidades de las personas

Raúl Rodríguez » 26 de noviembre, 2018

A las puertas de iniciar la celebración de su centenario, Citroën desembarca en un segmento nuevo para la compañía con el C5 Aircross, un SUV de 4,50 metros de largo que llegará a los concesionarios en las próximas semanas.

Un primer vistazo permite darse cuenta de que estamos ante un vehículo que mantiene la identidad de la firma, pero con un aire renovado y una apuesta por la calidad en sus acabados y en sus líneas. En la parte superior, las luces de día marcan unas líneas que se estiran hasta formar en el centro los chevrones. En un nivel inferior, la calandra se asocia con unos faros que marcan una de las identidades del C5 Aircross con una firma luminosa Full LED. En la parte inferior, las tomas de aire está rodeadas por unas branquias que juegan con los colores. El capó es alto y alargado, con unos modelados que acentúan su carácter.

Si la parte delantera confiere un aire de grandeza, la zaga no lo es menos. Las ópticas en relieve están formadas por cuatro módulos en 3D de LED, destacando la nueva firma lumínica de la compañía francesa. La idea de este cambio es que con un simple vistazo se identifique y que atraigan las miradas. Las branquias también toman parte de la zaga, en una posición baja que ayudan a la aerodinámica del modelo. Dos grandes salidas de escape cromadas, a un lado y otro, aportan más fuerza y potencia.

Posición de conducción alta

Cuando nos ponemos al volante del nuevo Citroën C5 Aircross, la primera impresión es de confort. Un interior amplio y espacioso en donde se respira calidad y en donde volvemos a encontrar múltiples espacios para dejar objetos. El conductor tiene al alcance de la mano toda la información con un volante con los mandos integrados. La pantalla digital TFT configurable de 12,3 pulgadas ofrece la opción de 3 universos gráficos diferentes. En la zona central, los aireadores protegen una pantalla táctil capacitiva de 8 pulgadas, dotada con una barra de comando táctil, formando un bloque único integrado.

Uno de los aspectos destacados del interior son las plazas traseras, formadas por 3 asientos individuales escamoteables, deslizantes y reclinables. Además, el confort se acentúa con el especio que se gana al desparecer el túnel de la transmisión, con lo que el pasajero que va en el medio es el que más gana en calidad a la hora de viajar. El maletero es otro de los aspectos destacados. De 580 litros a 720 litros bajo la bandeja, con los asientos de la segunda fila en posición, y hasta 1650 litros hasta el techo con la segunda fila de asientos abatidos, lo que lo convierte en el SUV con el maletero con más volumen de su segmento.

Citroën ha utilizado en este nuevo modelo un sistema de aislamiento acústico que permite reducir de forma considerable los ruidos de rodadura y de los aerodinámicos, gracias a unos cristales delanteros laminados de doble espesor de capa aislante, que aseguran a los pasajeros un aislamiento excepcional. Incorpora 20 tecnologías de ayuda a la conducción, entre ellas el “Highway Driver Assist”, dispositivo de conducción autónoma de nivel 2, o el “Grip Control con Hill Assist Descent” para circular fuera de los caminos asfaltados, 6 tecnologías de conectividad.

Motores eficientes

Los nuevos motores de última generación del Citroën C5 Aircross, Euro 6.2, son eficientes y prestacionales. Se comercializarán dos motorizaciones gasolina, PureTech 130 S&S 6v y PureTech 180 S&S EAT8; y tres versiones diésel, BlueHDI 130 S&S 6v, BlueHDI 130 S&S EAT8 y BlueHDI 180 S&S EAT8. La caja automática EAT8 es de convertidor de par suave y proporciona un agrado de confort en la conducción en el arranque y en las maniobras de aparcamiento. A principios de 2020, será el primer vehículo Citroën en incorporar la cadena de tracción PlugIn Hybrid PHEV.

En lo que a acabados se refiere, habrá cuatro, Start, Live, Feel y Shine. La gama parte de los 18.590 euros, pero habrá una serie de lanzamiento, “Comfort Class Edition”, que será exclusiva para España y que destaca por su estilo y su elevado nivel tecnológico y de confort. 300 unidades, elegantes y superequipadas, con las nuevas suspensiones y asientos, así como el resto de elementos distintivos del modelo: Highway Driver Assist, Grip Control con Hill Assist & Descent, Citroën Connect NAV o Citroën Connect Box, entre otros. Estará disponible desde 32.490 euros.

Tecnología

Amortiguación progresiva hidráulica: Las suspensiones de Amortiguadores Progresivos Hidráulicos añaden dos amortiguadores hidráulicos a un lado y otro: uno de extensión y uno de compresión. La suspensión trabaja así en dos tiempos en función de la situación. En el caso de las compresiones y extensiones ligeras, muelle y amortiguador controlan conjuntamente los movimientos verticales sin necesidad de los amortiguadores hidráulicos. Para las compresiones y extensiones importantes, muelle y amortiguador trabajan en combinación con los amortiguadores hidráulicos de compresión o de extensión, los cuales ralentizan el movimiento de una manera progresiva. Contrariamente a lo que ocurre con un amortiguador clásico, que absorbe la energía, pero devuelve una parte, el amortiguador hidráulico absorbe y disipa esa energía.

También »  Así son los nuevos accesorios de Rizoma para la Suzuki Katana