Setter presenta su nueva gama 125: Retro auténtico

La renacida marca ilicitana que tanto éxito vivió en los años 50 y 60, vuelve con dos preciosas 125, una urbana y una Scrambler, de estilo retro que ofrecen mucha funcionalidad y buena calidad por poco más de 2.000 euros

Fran Fernández | Murcia » 2 de marzo, 2020

Durante las décadas de los 50 y 60, la marca ilicitana Setter fabricó y vendió más de 8.000 motos y, como fabricantes de sus propios motores y componentes, suministraron miles de ellos a otras marcas. Ahora, el nieto de su fundador, el ingeniero José Sánchez Santonja, resucita la firma proponiendo dos modelos de 125 que se inscriben en la muy de moda tendencia retro: la Fenix 125 de orientación asfáltica y la Areca 125, una preciosa y evocadora Scrambler.

La Setter Fenix 125
La Setter Fenix 125 | Foto: Setter Motocicletas

José Sánchez Santonja sabía muy bien lo que quería. Consciente del éxito que están teniendo las 125 de estilo retro en nuestro país, de la facilidad que permite conducirlas con el carné de coche y del buen momento que vive el sector de la moto en nuestro mercado. Se embarcó en resucitar el proyecto de su abuelo. Competir en este particular segmento del mercado, donde la mayoría de los productos llegan de China, exigía beber de la misma fuente si se quería ser competitivo en precio. Así, no solo se involucró en el diseño –felicidades, ambas son preciosas-, sino que, haciendo valer su condición de ingeniero, seleccionó los mejores componentes, los que mejor se adaptaban a sus requerimientos, para conseguir unos niveles de acabado y una funcionalidad, por encima de la mayoría de sus competidoras, manteniendo los precios muy poco por encima de la psicológica barrera de los 2.000 euros.

Así, ambas montan un robusto chasis de acero, un sólido monocilíndrico de 125 cc de cuatro tiempos e inyección, que entrega 11 buenos caballos a 9.500 rpm, caja de cambios de 5 velocidades y un sistema de frenada combinada con disco delantero de 300 milímetros y trasero, también de disco, con 200 milímetros de diámetro.

La Fenix, de orientación más clásica, monta instrumentación analógica, horquilla invertida con barras de 38 milímetros y doble amortiguador hidráulico detrás, llantas de 17 pulgadas con neumáticos 110/70 delante y 130/70 detrás. Con arranque eléctrico y depósito de 14 litros de capacidad, pesa 116 kilogramos en orden de marcha.

La nueva Setter Fenix 125
La nueva Setter Fenix 125 | Foto: Setter Motocicletas

La Areca, por su parte, monta un manillar más ancho, con refuerzo central protegido, faros LED, instrumentación digital, freno delantero de 330 milímetros y trasero de 220 milímetros, amortiguadores de gas regulables, llantas de 18 pulgadas con neumáticos mixtos 4.10, horquilla con fuelles… en este caso el peso sube hasta unos todavía muy contenidos 130 kilogramos.

La nueva Setter Areca 125
La nueva Setter Areca 125 | Foto: Setter Motocicletas

A falta de probarlas más detenidamente, podemos decir que se trata de motocicletas de fácil manejo, con un buen sonido de motor, consumos muy ajustados –homologa 2,7 l/100 km- y aunque las prestaciones no son lo suyo, ambas superan los 100 km/h. Transmiten confianza, frenan bien y se pueden usar con pasajero con todas las garantías.

Lo mejor es que, pese al equilibrio del producto y su visible calidad, sus precios son muy ajustados: 2.390 euros para la Fenix y 2.540 euros para la Areca. Como es de obligado cumplimiento, ambas disponen de un amplio catálogo de accesibles accesorios para personalizarlas a nuestro gusto.

También »  Cuidado con esta avería, puede dejarte sin coche