La BMW Blechmann R 18 es una auténtica obra de arte

Bernhard Naumann, presenta su particular versión de la BMW Motorrad R 18, inspirada en los clásicos modelos de la firma alemana


Javier Salom » 25 de agosto, 2020

La BMW R 18, la primera cruiser de serie de BMW Motorrad llegada el pasado mes de abril, presenta una espectacular personalización del constructor austriaco Bernhard Naumann, más conocido como “Blechmann”.

El creador de esta extraordinaria obra de arte se ha inspirado claramente en la tradición de las históricas motos BMW, tanto técnicamente como en cuanto a su diseño, recordándonos inevitablemente a icónica BMW R 5. El constructor se centra de nuevo en la esencia de las motos, por lo que en esta R18 Blechmann apenas ha modificado el chasis y la tecnología del modelo original, utilziando solo los puntos de anclaje para crear la Blechmann R 18.

Vista posterior de la BMW R 18 Bleachmann

Bernhard Naumann nunca utiliza bocetos, sino que se inspira mientras trabaja en la moto. “Dibujo mi diseño directamente sobre el objeto usando el material final. Esto me permite responder directamente a los requisitos y vigilar las proporciones en todo momento”, explica el diseñador. “Mi trabajo comienza quitando partes de la versión original hasta que queda un lienzo en blanco. A medida que la construcción progresa, el diseño se desarrolla. Yo lo llamo “prototipo rápido estilo Blechmann“, dice el constructor. Esto es lo que hace que su taller sea único.

En la Blechmann R 18, inicialmente “puso el carro delante del caballo” para poder evaluar correctamente las proporciones del carenado frontal. La deportiva monoplaza se basa en la estructura de soporte original del guardabarros trasero, sillín y pasajero. La luz trasera es de Kellermann, y el depósito de combustible ha sido radicalmente modificado: por un lado, es más estrecho, lo que lo hace más deportivo y expone el motor aún más. Por otro lado, tiene cortes en el área de las rodillas, que destacan aún más la línea atlética, y el tubo de dirección original se utilizó como base para el manillar.

Blechmann también personalizó los faros. Como en su última moto BMW personalizada “Giggerl“, una conversión de la BMW R 9T, los faros iban a tener un diseño sutil en forma de riñón. Análogo al clásico motor bóxer, Blechmann colocó una lámpara de filamentos en el centro. Aquí también, el ángulo de la dirección y el faro inclinado hacia adelante determinan el diseño básico de la moto custom. Bernhard Neumann perfeccionó personalización con una discreta pintura negra y las clásicas franjas blancas de BMW Motorrad. En conjunto, el equipo que rodea a Blechmann trabajó 450 horas en su versión de la BMW R 18.

También »  Rolls-Royce Wraith Eagle VIII: Una edición especial que cuenta una historia fascinante