Honda X-ADV, las dos ruedas más polivalentes

El componente más original de la gama Adventure refuerza su carácter off-road y su versátil concepto de movilidad

Javier Pinés Gil | Valencia » 30 de abril, 2019

Al igual que ha ocurrido en el mercado del automóvil con los SUV, el sector de la moto ha desarrollado su propuesta de movilidad caracterizada por la polivalencia bajo un enfoque de carácter todo terreno. En este sentido, con la llegada de la X-ADV, Honda dio un golpe de efecto en el mundo de los scooter de alta cilindrada. Su elegante y a la vez, aguerrida estética, junto a su enfoque aventurero, le han convertido en un espécimen único, que además recibía el pasado año una serie de mejoras en su actualizado catálogo.

El escape Akrapovic ofrece un sonido espectacular

En primer lugar, el motor de la X-ADV, un bicilíndrico en paralelo de 745 cc, se le ha situado el corte de inyección en 7.500 rpm, permitiendo aprovechar las prestaciones a un régimen de revoluciones más elevado de forma natural. Asimismo, cuenta ahora con una versión de 35 KW para los titulares del carnet A2. Una variante que puede convertirse fácilmente en versión full power, en un concesionario Honda, al igual que ésta última puede equipar el kit de limitación.

La posición de conducción de la Honda X-ADV destaca por su comodidad

Control de par

La X-ADV también se ha reforzado con el Control de Par Seleccionable Honda (HSTC) con dos niveles de actuación: el 1 permite cierto spinning de la rueda trasera –por ejemplo, sobre gravilla o tierra– mientras que el 2, el que actúa por defecto al arrancar, proporciona una tracción que inspira confianza sobre firmes deslizantes. Para pasar al Nivel 1 hay que activar el botón de la parte izquierda del manillar, y manteniéndolo apretado, el HSTC se desactiva. Más fácil imposible.

El cuadro de mandos ofrece una completa información al más puro estilo “dakariano”

Por último, la elogiada transmisión de doble embrague DCT de Honda incorpora como novedad el interruptor “G”. Con éste se activa un cambio de marchas más directo para mejorar la tracción a la rueda trasera en conducción todo terreno. Una alternativa de notable eficacia cuando salimos del asfalto y circulamos por pistas.

Esta nueva función se suma a los ya existentes modos automáticos D y S, y el manual MT. Además, hay que recordar que la alternativa automática S de corte deportivo, cuenta con 3 niveles de prestaciones para adaptarse a las preferencias del conductor en cada momento. Disponible en cinco colores, de los cuales el rojo Chromosphere Candy se presenta como novedad, la X-ADV tiene un precio de 11.800 euros.

Equipamiento

Bell ha desarrollado la tecnología MIPS para sus cascos MX-9 y Moto 9, un sistema de protección de impacto multidireccional, que ha ido mejorando y perfilando con el tiempo. MIPS permite que la cabeza se deslice de manera independiente del casco durante unos pocos milisegundos, imitando el propio sistema de protección del cerebro.

Bell refuerza la seguridad de su gama

Bell también incorpora a algunos de sus cascos off road, el sistema de protección Flex. Con él se consigue una óptima absorción de impactos tanto a baja como a media o alta velocidad. El precio del MX-9 es de 190 euros mientras que el de los Moto 9 réplica más exclusivos es de 750 euros.

También »  Nuevo Mercedes-Benz EQC 2019, distinción eficiente