Bosch desarrolla el sistema de llamada de emergencia para motos

Help Connect recopila los datos de un sensor de inercia ubicado en el sistema de control de estabilidad de la moto y avisa a los servicios de emergencia en caso de accidente

Àlex Soler » 12 de junio, 2020

Desde abril de 2018, el eCall, o llamada de emergencia, es un sistema obligatorio en los coches nuevos. En los vehículos de cuatro ruedas, este sistema llama automáticamente a una centralita en caso de accidente y envía los datos de localización del coche para facilitar una asistencia más rápida y, por tanto, efectiva. En este caso, el eCall también permite a los conductores llamar en caso de sufrir averías o ser testigos de algún accidente.

Pero, ¿y las motos? Hasta ahora, no había un sistema similar, que permitiera una asistencia más veloz a un motorista accidentado. Eso sumado a que, según datos de Bosch, el riesgo de morir en un accidente sobre dos ruedas es 20 veces mayor que en un coche. Para solucionar esta necesidad, la firma alemana ha lanzado Help Connect, un sistema de llamada de emergencia para motos para acelerar el proceso de rescate.

¿Cómo funciona?

Como ocurre con el eCall de los coches, el Help Connect se encargará de transmitir a los servicios de asistencia la posición del accidente y el historial médico del conductor para facilitar una asistencia lo más rápida posible. No obstante, su funcionamiento es bastante distinto al del eCall.

Help Connect reduce a la mitad el tiempo de asistencia | Foto: Mapfre
Help Connect reduce a la mitad el tiempo de asistencia | Foto: Mapfre

En este caso, Help Connect se basa en los datos del sensor de inercia integrado en el Control de Estabilidad de Motocicletas de Bosch (MSC). Este sensor es capaz de medir la aceleración y el ángulo de la moto más de 100 veces por segundo y de calcular con precisión la posición geográfica del vehículo. Mediante un algoritmo, el sistema puede detectar si ha habido un accidente o si la moto ha sufrido algún percance estando parada. Si se da el caso, a través de Bluetooth se conecta a la aplicación Vivatar de Bosch que el conductor deberá tener instalada, que transmitirá todos los datos al Bosch Service Center para gestionar la emergencia. La firma alemana confirma que también se podrá conectar a aplicaciones propias de las marcas de motos y que el sistema podrá alertar también a contactos específicos de la agenda del piloto.

De momento, este sistema estará disponible solo para clientes europeos, que podrán comunicarse desde cualquier país europeo en alemán e inglés. Como ocurre con el eCall, si el accidente es grave y no hay respuesta por parte del piloto, se enviarán automáticamente a los servicios de emergencia al punto donde se ha producido el siniestro. Según Bosch, con este sistema se puede llegar a reducir a la mitad el tiempo transcurrido desde el accidente hasta que el conductor es atendido. “Hemos incorporado un ángel de la guardia digital a la cartera de sistemas de seguridad para motos de Bosch”, dice Harald Kroeger, miembro del consejo de administración de la compañía, en un comunicado.

También »  Los coches más seguros de 2019