¿Sabes cómo ha cambiado el logotipo de Opel a lo largo de su historia?

La compañía alemana ha sido representada por diferentes símbolos a lo largo de su centenaria historia de éxito, en la que ha sido fabricante de máquinas de coser, de bicicletas y de automóviles

Claudia Rubio » 11 de abril, 2019

La imagen corporativa de las marcas es fundamental para crear una seña de identidad acorde a los tiempos actuales y a los gustos de los clientes. Asimismo, es muy importante para establecer un vínculo emocional capaz de perdurar en el tiempo. Si alguna vez te has preguntado cómo era el logotipo de Opel en sus orígenes, a continuación hacemos un repaso por la historia de los logos de la marca alemana.

Opel es una marca con más de 100 años de historia y por entonces los logotipos no eran creados por profesionales del diseño, sino por personas que se guiaban por su intuición y por la fuerza de los símbolos arquetípicos. Te sorprendería saber que a lo largo de su vida, la compañía alemana adoptó como seña de identidad un ojo, un zepelín y posteriormente un cohete.

En 1862, año en el que se fundó Opel, la compañía se dedicaba a la fabricación de máquinas de coser, por lo que su seña de identidad estaba representada por las iniciales de su fundador, Adam Opel, con un estilo neoclásico. En esta época, el logotipo estaba presente en los paneles de hierro fundido de todos los modelos de la marca.

Años después, en 1890, la compañía se dedicó a la fabricación de bicicletas, por lo que renovó por completo su seña de identidad. Por aquel entonces, el modelo Victoria Blitz, uno de los mayores éxitos de Rüsselsheim, dio lugar a un elaborado logotipo en el que se veía a la diosa Victoria protegiendo con su vuelo a un ciclista. En la parte inferior del logotipo aparecía el nombre de Adam Opel, mientras que en la parte superior el nombre del exitoso modelo.

Tras la muerte de Adam Opel en 1895, sus descendientes comenzaron a producir automóviles en la fábrica. Años después, en 1901, el modelo “Opel 10/12 hp Tonneau” empezó a lucir en su radiador un nuevo logotipo con forma de ojo, que contenía el apellido Opel escrito en el centro y envuelto por la legendaria “fábrica de automóviles Rüsselsheim”. En esa misma época, las motocicletas de Opel comenzaron a lucir un logo estilizado con el apellido Opel, que a partir de 1909 y con algunas variaciones comenzaron a adoptar también sus vehículos de cuatro ruedas.

En 1910, Wilhelm von Opel decidió que el logotipo tenía que representar tanto a la marca como a la compañía, por lo que recuperó la forma de ojo, aunque esta vez rodeado de hojas de laurel. Este diseño elaborado por Ernesto Luis de Hesse – Darmstadt, Gran Duque de Hesse, permaneció como emblema de Opel hasta el año 1935.

No obstante, en 1928, cuando la compañía volvió a producir motocicletas, el logotipo se adaptó a este nuevo soporte adquiriendo un color dorado y enmarcándose en un círculo rojo, para diferenciar claramente a las motocicletas de los automóviles de la marca alemana.

A partir de 1937, el logotipo de Opel pasó a ser un estilizado zepelín, que por entonces representaba la innovación humana y el progreso técnico. El zepelín del logo estaba rodeado por un anillo, que a su vez representaba la rueda y la movilidad, un símbolo que se ha mantenido intacto en la imagen de la marca hasta la actualidad.

Fue en 1950 cuando aparecieron por primera vez en un logo de Opel los colores blanco y amarillo. Este logo con forma oval se creó también en 1937, a la vez que el logo del zepelín. Dos años después, en 1954, como el zepelín ya se había quedado anticuado, se reemplazó en los primeros modelos de posguerra por una nave futurista que recordaba a un cohete.

A lo largo de los años, el logo se fue modificando dando lugar a la forma que ya en 1963 parecía más un rayo que una nave. Un año después, en 1964, el rayo se convirtió de forma oficial en el emblema de la compañía alemana, siempre rodeado por el popular anillo. Durante los años 60 y 70 se probaron distintas variaciones de este diseño, en las que se identificaba perfectamente la imagen de Opel que conocemos actualmente.

Algunos ejemplos de estas variaciones:

  • 1970: El logotipo incluía el apellido Opel bajo el rayo y el anillo, todo sobre un cuadrado amarillo. Este logotipo fue la imagen de la compañía Adam Opel AG y de los concesionarios locales e internacionales.
  • 1987: Se redujo el campo amarillo para hacer el logo más atractivo visualmente.
  • 1995: Esta nueva versión puso el acento en el crecimiento de la empresa, más moderna y de escala global. A pesar de que el logo únicamente incluía el apellido Opel, absolutamente todos los vehículos lucían el símbolo del rayo y el anillo en la parrilla y en la parte trasera.
  • 2002: En esta versión el rayo se convirtió en una figura tridimensional con esquinas oblicuas y una silueta dinámica. El color amarillo volvió a aparecer en el logo dando color al nombre de la marca, situada debajo del rayo y del anillo.
  • 2007: Esta versión más refinada y atrevida coincidió con el lanzamiento del modelo Insignia. El logo incluía un rayo en consonancia con el nuevo lenguaje de diseño de Opel. Asimismo, el apellido Opel apareció por primera vez grabado dentro de la parte superior del anillo.
  • 2016: La última versión del logotipo de Opel ha vuelto a los orígenes del rayo, dejando de lado las tres dimensiones y ofreciendo un logo plano que sigue las tendencias actuales. Con este nuevo logo que recuerda al diseño de los años 70 y 80, la imagen corporativa de la compañía alemana gana en claridad, simplicidad, fuerza y solidez.
También »  El único modelo existente del deportivo Laurin & Klement BSC se presenta en el Museo Škoda