El grupo Daimler pierde 1.738 millones de euros en el primer semestre

El presidente del grupo, Ola Källenius, vaticina una recuperación en la segunda mitad del año por la llegada de nuevos modelos eléctricos, tras un primer semestre marcado por la crisis del coronavirus

Francesc Branchat » 24 de julio, 2020

La compañía automovilística alemana Daimler ha presentado el balance financiero de los seis primeros meses de 2020. El grupo ha mostrado una pérdida neta de 1.738 millones de euros en el ejercicio de los meses de enero a junio.

El presidente de la compañía alemana, Ola Källenius, ha señalado que la crisis provocada por la pandemia del coronavirus les ha impactado notablemente. La facturación se redujo en los seis primeros meses del ejercicio hasta 67.407 millones de euros (un 18 %) y anotó una pérdida operativa de 1.065 millones de euros (beneficio de 1.240 millones de euros un año antes).

Atravesamos un segundo trimestre desafiante”, ha explicado Källenius. Durante los meses de abril a junio el grupo atribuyó una pérdida neta de 1.906 millones de euros, algo menos de lo previsto ya que un año antes habían perdido 1.560 millones para atender las provisiones de los pagos por la manipulación de datos de emisiones de los diésel y el problema que ocasionaron los airbags defectuosos de Takata .

Källenius señaló que la liquidez industrial del grupo es buena pese a todo. “Nuestra liquidez neta y el negocio industrial muestra el efectivo control de costes y la efectiva gestión de efectivo que tuvimos que aplicar”, comentó.

Las ventas en los seis primeros meses del año han supuesto un descenso del 26% respecto al año anterior con 1.186.149 vehículos comercializados. Daimler anunció hace una semana la intención de recortar 20.000 empleos en los próximos años, lo que le supondrá una reducción de costes cercana a los dos mil millones de euros. A finales de junio tenía 293.688 empleados ( un 3 % menos que hace un año). La necesidad de recuperar lo que no ganarán por culpa de la pandemia obligará a estas reducciones de personal.

De cara al futuro, Källenius aseguró que están determinados a mejorar la base de costes de la empresa y, al mismo tiempo, convertirse en líderes de la electrificación y la digitalización.

También »  Citroën permite aplazar el primer pago del coche hasta cuatro meses