Trucos caseros para evitar que se congelen los cristales de tu coche

En invierno es habitual encontrarse con las lunas cubiertas de hielo a primera hora de la mañana


Verónica Sedeño » 21 de noviembre, 2019

Con la llegada del frío, las bajas temperaturas nos pasan malas jugadas a la hora de conducir. Una de ellas es el hecho de encontrarte las lunas de tu coche congeladas por la mañana. Esto ocurre cuando aparcas tu vehículo a la intemperie durante los meses de invierno.

Las placas de hielo en los cristales de los vehículos son un claro impedimento para conducir. Por eso, es fundamental retirarlas antes de emprender la marcha. Si quieres evitar pasar por ese trance, apúntate los siguientes trucos caseros para evitar que las lunas se congelen.

El almidón repele el hielo

El primero de estos consejos es cortar una patata por la mitad y frotarla por los cristales de tu coche. El almidón que desprenden las patatas actuará como repelente al hielo.

La segunda solución casera se consigue mezclando agua y vinagre y rociando los cristales de tu coche con dicho ungüento. Las propiedades del vinagre harán más difícil la creación de placas de hielo.

También »  Cupra ficha a Ter Stegen para ser su embajador mundial