Todo lo que debes saber sobre la ITV de las motos y ciclomotores

Es fundamental llevar el mantenimiento de la moto o ciclomotor al día para superar la ITV a la primera y sin ningún problema


Marina Baranova » 3 de diciembre, 2019

La Inspección Técnica de Vehículos (ITV) es obligatoria en nuestro país para todos los vehículos, incluidas las motocicletas y los ciclomotores. De hecho, España es un país pionero en implantar la ITV para motocicletas y ciclomotores, puesto que las primeras se inspeccionan desde 1987 y los segundos desde 2007. El objetivo de dicha prueba técnica es garantizar el buen estado de los vehículos para reducir al máximo el número de accidentes de tráfico en nuestras carreteras.

¿Cuándo hay que pasar la ITV?

Las motos deben pasar la ITV por primera vez a los cuatro años desde su primera matriculación. Acto seguido, la inspección técnica se realizará cada dos años. Por su parte, los ciclomotores deben pasar la ITV a los tres años desde su primera matriculación. A partir de ese momento, se revisarán también cada dos años.

Pero, ¿qué pasa si no tengo la ITV en regla? La respuesta es muy sencilla, ya que al igual que sucede con el resto de vehículos, no pasar la ITV o circular con dicho documento caducado supone una sanción económica y además, aumenta el riesgo de sufrir u ocasionar un accidente de tráfico.

  • Circular con una moto o ciclomotor con la ITV desfavorable o caducada supone una multa de 200 euros.
  • Circular con una moto o ciclomotor cuya ITV ha sido rechazada al tratar de pasarla y por lo tanto es negativa, supone una sanción económica de 500 euros.

Debes tener en cuenta que si las autoridades detectan que circulas con la ITV caducada te retirarán el permiso de circulación y te harán entrega de un permiso para circular hasta el taller o la estación de ITV más cercana en el plazo de diez días para cumplir con la ley y pasar la inspección técnica obligatoria.

¿Cuánto cuesta pasar la ITV de una moto o ciclomotor?

Del mismo modo que sucede con la ITV de los vehículos, el precio de la inspección técnica de las motos o ciclomotores varía mucho en función de la Comunidad Autónoma en la que te encuentres. No obstante, el precio medio de la ITV de estos vehículos suele ser de 20 euros. Según el Race, en Madrid la ITV cuesta aproximadamente 39 euros, en Aragón 23 euros, en Cataluña 21 euros y en la Comunidad Valenciana 18 euros.

Los defectos más comunes de las motos y ciclomotores

Según los últimos datos publicados por el Ministerio de Industria, las motos y ciclomotores registran sus mayores defectos en el alumbrado y la señalización (11,2%), las emisiones contaminantes (4,9%) y en los ejes, ruedas, neumáticos y suspensión (4,3%).

Si tras pasar la ITV el resultado es favorable pero la moto o ciclomotor presenta algunos defectos leves, te verás obligado a solucionar dichos defectos, aunque no tendrás que volver a pasar la inspección técnica.

Por otro lado, si la moto o ciclomotor presenta averías graves o muy graves, el resultado de la ITV será desfavorable o negativo. En ambos casos, contarás con un plazo de dos meses para arreglar los defectos y volver a pasar la ITV. La única diferencia que existe entre tener la ITV desfavorable o negativa es que con ésta última la moto o ciclomotor no podrá circular de ninguna manera; únicamente se podrán emplear los servicios de una grúa o remolque para transportarla.

Consejos para superar la ITV sin problemas

Durante la ITV de una motocicleta se revisan los siguientes elementos:

  • El número de bastidor.
  • Que la matrícula se lea bien.
  • Que los neumáticos estén en buen estado y que coincidan con los que aparecen en la ficha técnica.
  • Que el sistema de alumbrado funcione correctamente.
  • Que todos los elementos estén homologados y sean los que aparecen en la tarjeta del vehículo (los retrovisores o el tubo de escape, entre otros).
  • El buen estado de las manetas, el carenado, el manillar, las suspensiones, los frenos y la transmisión.
  • Que no hayan posibles fugas de aceite o gasolina.
  • Pruebas de emisiones.
  • Tests de ruidos.

En el caso de los ciclomotores, además de lo mencionado anteriormente, también se comprobará que no pasen de la velocidad máxima permitida para este tipo de vehículos, es decir, de 45 kilómetros por hora.

Lo más aconsejable para pasar la ITV a la primera y sin ningún problema es llevar el mantenimiento de la moto o ciclomotor al día. Si revisas el vehículo cuando toca y cuidas todos sus elementos, no tendrás ningún problema a la hora de pasar esta prueba.

También »  Nuevo Ford Ranger Raptor: Experiencia definitiva