Todo lo que debes saber a la hora de alquilar un coche

Es muy importante leer bien el contrato, incluida la letra pequeña, e informarnos de todo lo que incluye el servicio de alquiler para evitar problemas inesperados

Marina Baranova » 20 de mayo, 2019

Cada vez es más habitual alquilar un vehículo para desplazarnos, ya sea en periodos de vacaciones, durante un viaje o por asuntos de negocios. No obstante, a la hora de alquilar un coche también hay que tener cuidado con lo que contratamos, sobre todo en la época estival, en la que hay una gran oferta y unos precios muy variados.

El alquiler de vehículos es cada vez más habitual

A continuación, os lanzamos una serie de recomendaciones a tener en cuenta a la hora de elegir un vehículo de alquiler, para seleccionar siempre la mejor opción y no ser víctimas de estafas o malos entendidos.

En primer lugar, es fundamental saber qué tipo de coche necesitamos, ya que las empresas de alquiler ofrecen una gran variedad de modelos y precios. Saber si queremos un coche pequeño, un monovolumen, un todoterreno, una furgoneta o un coche deportivo, entre otros, nos permitirá descartar todos los modelos que no nos interesen y acelerar el proceso de elección.

Es muy importante saber qué tipo de vehículo necesitamos para acelerar el proceso de elección

Una vez seleccionado el modelo, es muy importante leer bien el contrato, incluida la letra pequeña, e informarnos de todo lo que incluye el servicio de alquiler (tasas, tipo de seguro, impuestos, combustible, etc.). De esta forma, sabremos en todo momento a qué nos enfrentamos y no nos llevaremos sorpresas después. Tenemos que fijarnos bien en los siguientes puntos:

  • La edad mínima del conductor establecida por la compañía o la antigüedad del carnet de conducir fijada por la empresa para el alquiler de algún modelo concreto.
  • El recargo que cobra la compañía si el coche lo va a conducir más de una persona.
  • La limitación de kilometraje del vehículo. Lo más recomendable es alquilar un coche sin limitación de kilometraje, pero en caso de que no sea posible, es aconsejable valorar qué es más rentable, si añadir kilómetros a la ruta prevista o pagar después los kilómetros excedidos en el contrato.
  • El seguro que incluye el vehículo. Las compañías de alquiler suelen ofrecer seguros a terceros o seguros a todo riesgo con franquicia, por lo que si dañamos el coche, tendremos que asumir todos o una parte de los gastos. Es recomendable evitar los seguros a terceros, y en caso de contratar un seguro con franquicia, es importante que no sobrepase los 300 euros. La opción más recomendable de todas, si tenemos la posibilidad de elegirla, es la del seguro a todo riesgo sin franquicia.
  • El nivel del depósito de combustible y las condiciones de devolución del vehículo. En el contrato tiene que figurar la cantidad concreta de combustible con la que tendremos que devolver el coche.
  • La asistencia en carretera en caso de avería o accidente. Normalmente todas las empresas de alquiler ofrecen la asistencia en carretera, aunque es importante leer la letra pequeña del contrato y asegurarnos de que la incluye.
Es muy importante leer bien el contrato de alquiler, incluida la letra pequeña

Para cerrar el contrato, las compañías suelen pedir de forma habitual una fianza o depósito que se reintegra posteriormente en el momento de la devolución del coche. Normalmente, también suelen pedir los datos bancarios del cliente, como garantía por si el vehículo se entrega en mal estado o no se entrega. Cabe destacar que la mayoría de las empresas de alquiler no aceptan tarjetas de débito como garantía. Además, una vez devuelto el coche, si vemos que la compañía nos ha cobrado un recibo sin justificación, debemos pedirle rápidamente al banco la devolución del recibo.

La mayoría de las empresas de alquiler no aceptan tarjetas de débito como garantía

Antes de llevarnos el coche y de devolverlo, es fundamental revisar con mucho detenimiento el estado de éste, para evitar que nos engañen y nos hagan pagar un golpe o daño que no hayamos cometido. Es importante tomarnos nuestro tiempo para revisar y fotografiar desde diferentes ángulos el interior y el exterior del vehículo, e informar de cualquier desperfecto que veamos, por muy pequeño que sea. Recomendamos también revisar el espacio del maletero y el correcto funcionamiento de la radio y el navegador.

Antes de llevarnos el vehículo es recomendable revisar el correcto funcionamiento de la radio y el navegador

En caso de viajar con niños, debemos asegurarnos que la compañía de alquiler dispone de sistemas de retención infantil homologados. Normalmente, todas suelen disponer de estos sistemas, ya que son obligatorios, aunque no está de más confirmar con la empresa que dispone de la silla infantil homologada para los más pequeños de la casa. Cabe destacar que el precio de alquiler del vehículo con el sistema de retención infantil asciende entre 5 y 15 euros, aunque existen algunas ofertas que lo incluyen en el precio de forma gratuita.

Por último, si reservamos el coche de alquiler a través de Internet, es aconsejable llamar a la empresa cuando la fecha se aproxime para confirmar la disposición del vehículo.

Debemos asegurarnos que la compañía de alquiler dispone de sistemas de retención infantil homologados
También »  Ford convierte 1200 millones de botellas de plástico al año en alfombrillas de coche