Tintado de lunas: tipos, precio, qué piden en la ITV y otras respuestas

Tal como establece el artículo 19 del Reglamento General de Circulación, sólo se pueden laminar o tintar los cristales traseros del coche


Marina Baranova » 6 de abril, 2020

Si a la hora de comprar tu vehículo no valoraste tintar los cristales y ahora, pasado un tiempo, te lo has pensado mejor, debes saber que existe una solución a tu problema: el laminado de las ventanillas. Eso sí, tal como indica el RACE, no recurras a Internet para comprar las láminas, puesto que no todo lo que se vende por la red es de calidad ni de fiar. Lo más recomendable es acudir a un taller especializado a que te instalen las láminas homologadas, de modo que luego no te den problemas a la hora de pasar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV).

Tipos de tintados de luna

En primer lugar, existen los cristales tintados, es decir, aquellos que lleva el vehículo de fábrica cuando lo compras. En este caso ya vienen homologados, por lo que no tienes que preocuparte por nada a la hora de pasa la ITV.

En segundo lugar, existe la opción de las lunas laminadas, el tipo de tintado que ofrecen los talleres especializados. Se trata de unas láminas que se adaptan al cristal del vehículo por su cara interna según el tamaño y la forma. Estas láminas pueden recortarse o pueden venir directamente con un kit con las medidas exactas de la ventanilla. Cabe destacar que dentro de la opción de las lunas laminadas, puedes elegir entre distintos grados de tintado de lunas (nunca del 100%) y la clase de color que quieres.

En cuanto al precio, tintar los cristales del coche mediante la opción del laminado te puede salir más o menos caro en función del tamaño del vehículo y del número de ventanillas traseras que tenga. No obstante, para hacerte una idea, normalmente el servicio parte de los 50 euros para un coche compacto.

¿Es legal tintar las lunas del coche?

Según el artículo 19 del Reglamento General de Circulación, sólo pueden circular con láminas adhesivas homologadas o cortinillas contra el sol en las ventanillas posteriores aquellos vehículos que lleven dos espejos retrovisores exteriores. Es decir, que únicamente se pueden laminar o tintar los cristales traseros del coche. Por ley, no está permitido tintar ni el parabrisas ni las ventanillas laterales delanteras.

No obstante, tal como indica el Boletín Oficial del Estado (BOE), existen ciertas excepciones a esta norma: los cristales delanteros y el parabrisas también pueden ser tintados en los vehículos oficiales, en los vehículos de los cuerpos de seguridad, en los vehículos de los usuarios protegidos o en los vehículos de aquellas personas enfermas que tengan diagnosticada una sensibilidad especial a los rayos del sol.

La ITV y el tintado de lunas

La normativa actual no obliga a que la información sobre el tintado de lunas conste en la ficha técnica del vehículo. Por lo que no debes acudir inmediatamente a la ITV para que quede reflejado que has llevado a cabo dicha modificación en tu coche. Únicamente debes acudir a la estación de ITV cuando te toque por fecha, donde tendrás que presentar la siguiente documentación:

  • Un certificado de homologación expedido por el fabricante de las láminas y cumplimentado por el taller instalador.
  • El sello en todos los cristales laminados del vehículo, que tendrán que coincidir en la marca con el taller que te puso las láminas.

No cumplir con estas condiciones hará que el resultado de la ITV de tu coche sea desfavorable, de modo que te tocará retirar las láminas de las ventanillas o cambiarlas por unas nuevas, al no ser legales. Además, debes saber que circular con unos cristales tintados no homologados puede costarte una multa de hasta 200 euros sin la retirada de puntos del carné de conducir.

También »  Estás utilizando mal la radio de tu coche