¿Sabes para qué sirve cada etiqueta de la DGT?

Los coches de mayor antigüedad son los más contaminantes, por lo que no podrán optar a las etiquetas ambientales y serán los más afectados por los protocolos anticontaminación

Marina Baranova » 28 de marzo, 2019

Las grandes ciudades son cada vez más estrictas en cuanto a las emisiones de los vehículos y los protocolos anticontaminación. Madrid es un claro ejemplo de esto, puesto que desde el 30 de noviembre de 2018 se aprobó la medida Madrid Central, una zona de bajas emisiones que poco a poco convertirá el centro de la capital española en un pulmón para la ciudad.

El Plan nacional de calidad del aire y protección de la atmósfera 2013-2016 afirma que tanto las partículas como el dióxido de nitrógeno presentes en el tráfico rodado, son la principal fuente de contaminación en las grandes ciudades, por lo que a raíz de este Plan nacional se propone una clasificación de los coches en función de sus emisiones.

De esta forma, la Dirección General de Tráfico (DGT) ha creado cuatro distintivos ambientales (ECO, Cero emisiones, C y B) que clasifican el 50% del parque automovilístico más eficiente, puesto que el objetivo principal de esta ordenación es el de discriminar positivamente a los coches más respetuosos con el medio ambiente y ser un instrumento al servicio de las políticas municipales.

Los cuatro distintivos ambientales de la DGT

Estas nuevas pegatinas de la DGT se otorgan en función de la normativa de emisiones de cada modelo, el tipo de combustible, el sistema de propulsión y el año de fabricación de los vehículos. Cabe destacar que los coches de mayor antigüedad son los más contaminantes y por lo tanto quedan fuera de esta clasificación, por lo que no podrán optar a las etiquetas ambientales y serán los más afectados por los protocolos anticontaminación. Se trata de los vehículos diésel anteriores a 2006, los gasolina previos al año 2000 y las motos y ciclomotores anteriores al año 2003.

También »  Nissan presenta la nueva NV300 Concept en Bruselas

A pesar de que se conoce la existencia de estos distintivos ambientales y sus principales características, la mayoría de la sociedad desconoce qué tipo de pegatina le corresponde a su vehículo o qué hace falta para que un modelo se beneficie de la pegatina Eco. A continuación expondremos todo lo que tienes que saber sobre los distintivos ambientales de la DGT.

Hyundai Kona eléctrico

Etiqueta Ambiental Cero emisiones

La etiqueta azul de Cero emisiones corresponde a los coches clasificados en el Registro de vehículos como: vehículo eléctrico de batería (BEV), vehículo eléctrico de autonomía extendida (REEV), vehículo híbrido enchufable (PHEV) con más de 40 kilómetros de autonomía eléctrica, y vehículo eléctrico de pila de combustible (FCEV).

Etiqueta Ambiental Cero emisiones

Etiqueta Ambiental ECO

La etiqueta ECO de color verde y azul corresponde a los siguientes modelos clasificados en el Registro de Vehículos:

  • Turismos y comerciales ligeros clasificados como vehículos híbridos enchufables (PHEV) con una autonomía eléctrica inferior a 40 kilómetros, vehículos híbridos no enchufables (HEV), vehículos propulsados por gas natural, gas natural comprimido (GNC) o gas licuado del petróleo (GLP). Además, todos estos modelos tienen que cumplir con las normativas EURO 4/IV, 5/V o 6/VI (gasolina) o con la normativa EURO 6/VI (diésel).
  • Vehículos con más de ocho plazas y transporte de mercancías clasificados como híbridos enchufables con una autonomía eléctrica inferior a 40 kilómetros, híbridos no enchufables (HEV), y vehículos propulsados por gas natural comprimido (GNC), gas natural licuado (GNL) o gas licuado del petróleo (GLP). Además, indistintamente del tipo de combustible, el nivel de emisiones deberá de cumplir con la normativa EURO 6/VI.
  • Vehículos ligeros de la categoría L clasificados como híbridos enchufables (PHEV) con un autonomía inferior a 40 kilómetros, o como híbridos no enchufables (HEV).
Etiqueta Ambiental ECO

Etiqueta Ambiental C

La etiqueta C de color verde corresponde a los vehículos catalogados en el Registro de Vehículos como:

  • Turismos y comerciales ligeros de gasolina matriculados a partir de 2006 que cumplan con las normativas EURO 4/IV, 5/V o 6/VI; o de diésel matriculados a partir de 2014 que cumplan con la normativa de emisiones EURO 6/VI.
  • Vehículos de más de ocho plazas y transporte de mercancías posteriores a 2014 que, indistintamente del tipo de combustible, cumplan con la normativa de emisiones EURO 6/VI.
  • Vehículos ligeros de la categoría L que cumplan con las normativas EURO III/3 o EURO IV/4.
Etiqueta Ambiental C

Etiqueta Ambiental B

La etiqueta B de color amarillo sirve para los vehículos clasificados en el Registro de vehículos como:

  • Turismos y comerciales ligeros de gasolina matriculados a partir del año 2000 o de diésel matriculados a partir de 2006.
  • Vehículos de más de ocho plazas y transporte de mercancías posteriores a 2005 que, indistintamente del tipo de combustible, cumplan con la normativa de emisiones EURO IV/4 o V/5.
  • Vehículos ligeros de la categoría L con un nivel de emisiones EURO II/2.
Etiqueta Ambiental B

Colocación de la etiqueta de la DGT

De momento la colocación de los distintivos ambientales es voluntaria, aunque la DGT recomienda su utilización, puesto que facilita en gran medida la rápida identificación de los coches menos contaminantes.

También »  Maserati presenta la edición limitada del nuevo Ghibli Ribelle

En cuanto a su colocación, debe situarse en el ángulo inferior derecho del parabrisas delantero. En caso de no disponer de él, se tendrá que pegar en cualquier punto visible del vehículo.

La etiqueta se coloca en el ángulo inferior derecho del parabrisas delantero

¿Dónde se puede conseguir?

En primer lugar, para saber a ciencia cierta qué distintivo le corresponde a tu coche, la DGT ofrece una opción muy rápida y cómoda que consiste en introducir en un buscador el número de la matrícula de tu vehículo y a continuación, tras seleccionar el botón “comprobar” te indica la etiqueta ambiental que debes comprar.

El siguiente paso para circular sin preocupaciones por las grandes ciudades, es el de conseguir la etiqueta. Para ello, la DGT ofrece distintas opciones:

  • Acudir a las oficinas de Correos en las que se puede adquirir el distintivo ambiental por un precio de cinco euros. El usuario deberá presentar en Correos el permiso original de circulación del coche y el Documento Nacional de Identidad (DNI).
  • Acudir a los talleres en los que se puede comprar el distintivo ambiental.
  • Conseguir la etiqueta ambiental a través de un gestor administrativo.
  • Comprar el distintivo ambiental a través de la página web de la asociación Ganvam.
  • Adquirir la etiqueta ambiental de forma online a través de la página web de la DGT. Para ello, el usuario necesitará el DNI o carné de conducir y el permiso de circulación del coche.