¿Qué factores influyen en el precio del diésel y la gasolina?

La calidad, el coste del petróleo y los impuestos son algunos de los factores que influyen en el precio final del combustible


Marina Baranova » 18 de diciembre, 2019

El gasto que más afecta al bolsillo de un conductor es el del combustible. Según un estudio realizado por el Instituto para el Ahorro y la Diversificación Energética (IDAE), un vehículo gasta de media cada año 1.200 euros en combustible, sobre un total de 2.000 euros en los que se incluye también otros gastos como el mantenimiento. Sin embargo, otro estudio elaborado por la consultora Audatex sitúa el gasto medio de combustible por coche en 1.800 euros. Tal como explica el Race, hay que tener en cuenta que estas cifras varían constantemente en función del tipo de vehículo, de su motor, de su antigüedad o de la forma de conducir del usuario.

Como habrás podido comprobar miles de veces, es muy habitual encontrar diferencias de precio de un mismo combustible entre distintas gasolineras, lo que conlleva que busques la más barata para ahorrar un poco de dinero a final de mes. Debes saber que esta situación se debe a que el precio del combustible fluctúa en función de muchos factores que explicaremos a continuación.

En primer lugar, hay que tener en cuenta el tipo de combustible que se reposta, puesto que es más económico el diésel que la gasolina o el gas GLP que el gas GNC. También hay diferencias de precio entre un mismo carburante en función de la calidad, puesto que no cuesta lo mismo el diésel normal que el diésel premium.

No obstante, el factor que más influye en el precio del combustible es el coste del petróleo, ya que supone aproximadamente el 36% de su valor total. El precio del petróleo sube o baja en función de la demanda o de las crisis económicas o entre países que afectan a la exportación. Por ello, cuando esta materia prima no llega a un país no productor de petróleo, el precio de los combustibles aumenta. Por su parte, tal como sucedió en 2008, una crisis económica puede producir una bajada en el barril de Brent a causa de la depreciación de la materia prima. Cabe destacar que el Brent es el tipo de petróleo que se emplea como referencia en el mercado europeo y una de las tres principales referencias para los inversores de petróleo.

Otro factor muy importante que influye en el precio final del combustible son los impuestos (el IVA, el Impuesto de Ventas Minoristas y el Impuesto Especial de Hidrocarburos), que representan el 50% del total del precio del carburante.

Por último, se suman al precio del combustible los costes fijos de logística y distribución, que suponen el 12% del coste total. Asimismo, el mayorista se queda un 2%.

Según el Race, por cada 50 euros de combustible, pagamos 18 euros por la materia prima, 25 euros en impuestos, 6 euros por coste de logística y comercialización y un euro del margen bruto para el mayorista.

Sube el precio del diésel y la gasolina

Según datos de el Race, durante los últimos meses se ha registrado un aumento en los precios del diésel y la gasolina en España. En el caso del diésel, ha pasado de costar 1,148 euros el litro en enero a 1,206 euros en noviembre. Por su parte, el precio del diésel plus ha aumentado 62 céntimos el litro con un coste total de 1,287 euros en noviembre.

Por otro lado, el precio de la gasolina 95 es el que más ha subido, con un aumento de 91 céntimos. En enero la gasolina 95 costó 1,193 euros por litro, mientras que en noviembre su precio fue de 1,284 euros.

En 2019 hay que destacar especialmente los precios del mes de mayo, puesto que fueron los más caros: el diésel costó 1.246 euros por litro, el diésel plus 1,326 euros por litro y la gasolina 95 1,339 euros por litro. En cambio, el mes de enero fue el que tuvo los precios de combustible más bajos.

También »  Cómo afecta el Brexit a la conducción