Multas: ¿Es legal avisar de la presencia de radares?

Existen distintos tipos de dispositivos capaces de avisar, detectar e inutilizar la acción de un cinemómetro. Algunos de ellos son legales, pero otros no lo son, y su uso puede ser sancionado

Claudia Rubio » 16 de agosto, 2019

Algunas aplicaciones de mapas como Google o Waze, introdujeron hace poco los avisos de la presencia de radares en sus sistemas. Este nuevo servicio que tanta gente ha comenzado a utilizar, ha creado falsas creencias acerca de la ubicación de los radares en las carreteras españolas.

Ante la gran duda que ha surgido en la sociedad sobre si es legal avisar de la presencia de radares y controles, la Dirección General de Tráfico (DGT) ha aclarado que avisar de la ubicación exacta de un radar fijo es completamente legal, puesto que se trata de una información pública y que la propia DGT difunde a través de su página web.

Avisar de la ubicación de un radar fijo es totalmente legal, ya que se trata de información pública
Avisar de la ubicación exacta de un radar fijo es totalmente legal, ya que se trata de información pública

No obstante, la situación cambia con los radares móviles, ya que la lista publicada por la DGT informa sobre los tramos de carretera en los que suele situar controles de velocidad, pero sin detallar el punto kilométrico exacto. Por lo tanto, en estos casos, informar sobre la posición exacta de un control de velocidad es totalmente ilegal.

Tal es así que la Fiscalía de Seguridad Vial está trabajando en la elaboración de un informe jurídico para determinar si las aplicaciones móviles y el resto de plataformas de avisos de ubicación de controles de velocidad, alcohol y drogas son sancionables.

Una vez aclarado esto, debemos tener en cuenta que en un vehículo existen distintos tipos de dispositivos capaces de avisar, detectar e incluso inutilizar la acción de un cinemómetro. Algunos de ellos son legales, pero otros no lo son, y su uso puede ser duramente sancionado.

  • Avisador: Los GPS y las aplicaciones móviles incluyen una base de datos con la localización de los radares fijos y de tramo de las carreteras españolas. Por ello, los sitúan en el mapa y avisan al conductor de la proximidad del mismo. El uso de estos dispositivos es totalmente legal.
  • Detector: Este dispositivo rastrea y localiza los radares más cercanos. El uso de los detectores de radares está prohibido y al considerarse una infracción grave se sanciona con 200 euros de multa y la retirada de 3 puntos del permiso de conducir.
  • Inhibidor: Este dispositivo rastrea los radares y anula su funcionamiento, por lo que su uso es totalmente ilegal y está sancionado con una multa de hasta 6.000 euros y la retirada de seis puntos del carné de conducir. Asimismo, el taller que instale dicho dispositivo también puede ser sancionado con una multa de hasta 30.000 euros.
También »  Harvey Firestone: 150 años de historia