¿Es legal parar en doble fila menos de dos minutos?

Vamos a analizar cuándo una parada puede ser susceptible de multa y qué debes evitar si no quieres ser sancionado por parar el vehículo

Edgar Vivó » 25 de octubre, 2019

“Señor agente acabo de pararme”. “No pude multarme porque he estado menos de dos minutos”. “Enseguida me voy”. “Pero si aquí no molesto a nadie…”. Éstas son las excusas más típicas a la hora de tratar de librarse de una multa por parar nuestro vehículo. Pero, ¿alguna de ella es válida?.

Empecemos por ver qué es exactamente una “parada” según la Ley de Seguridad Vial (LSV). Este organismo define parada como: “inmovilización de un vehículo durante un tiempo inferior a dos minutos, sin que el conductor pueda abandonarlo“. Al tratarse de una “maniobra” estipulada en el reglamento, y siempre que sea inferior a dos minutos y no se abandone el vehículo, a priori deberíamos estar amparados ante una posible multa… o no.

Esa misma definición como “maniobra básica de la conducción” que nos puede librar de la multa, es la que a la vez nos obliga a que antes de realizarla adoptemos precauciones ante la presencia de los demás usuarios de la vía (peatones, vehículos y animales) que transitan, para que puedan continuar su progresión normal, con objeto de no obstaculizarles ni crearles situaciones de riesgo.

Qué casos y lugares se contemplan como peligrosos:

  • Cuando la distancia entre el vehículo y el borde opuesto de la calzada o una marca longitudinal sobre la misma que indique prohibición de atravesarla sea inferior a tres metros o, en cualquier caso, cuando no permita el paso de otros vehículos.
  • Cuando se impida incorporarse a la circulación a otro vehículo debidamente parado o estacionado.
  • Cuando se obstaculice la utilización normal del paso de salida o acceso a un inmueble de personas o animales, o de vehículos en un vado señalizado correctamente.
  • Cuando se obstaculice la utilización normal de los pasos rebajados para disminuidos físicos.
  • Cuando se efectúe en las medianas, separadores, isletas u otros elementos de canalización del tráfico.
  • Cuando se impida el giro autorizado por la señal correspondiente.
  • Las paradas o estacionamientos que, sin estar incluidos en los párrafos anteriores, constituyan un peligro u obstaculicen gravemente el tráfico de peatones, vehículos o animales.

Si se obvia cualquiera de estas advertencias y se efectúa una parada, la maniobra podría tipificarse como infracción grave, con la consiguiente sanción.

Como conclusión, y respondiendo a la pregunta del titular que encabeza esta noticia, podríamos decir que la multa dependerá del sentido común de cada uno para no poner en riesgo la circulación y integridad del resto de usuarios de la vía a la hora de hacer una parada, y del grado de rectitud del propio agente a la hora de valorar la maniobra, ya que acogiéndonos a la ley, casi cualquier parada es susceptible de ser sancionada.

No hay que encender los warnings

Al contrario de la creencia popular, si se efectúa una parada no se está obligado a encender los cuatro intermitentes ‑también conocidos como warnings‑. Es más, se estaría incurriendo en una infracción, al igual que si los activamos cuando vamos por autopista una carretera y vemos una retención frente a nosotros. En este caso no hay que utilizar los warning, sino avisar al resto de usuarios “mediante el empleo reiterado de las luces de frenado o bien moviendo el brazo alternativamente de arriba abajo con movimientos cortos y rápidos”.

También »  Ya está disponible el nuevo asistente personal "Porsche 360+"