¿Me pueden multar si me quedo sin combustible?

No rellenar el depósito a tiempo puede suponer una multa de 200 euros y acarrear averías.

J. Friol » 17 de julio, 2019

Ser poco previsores o querer apurar demasiado con el combustible puede suponer que nos quedemos ‘tirados’ en mitad de la carretera si el depósito se vacía por completo.

Este hecho en sí no es sancionable, pero sí las consecuencias, es decir, estacionar en un sitio inadecuado -como seguramente ocurrirá- u otra serie de infracciones que cometeremos en ese caso, como tener que maniobrar poniendo en peligro al resto de conductores.

El hecho de estacionar el coche en un lugar indebido supone una multa de 200 euros, salvo que sea por accidente o avería. No obstante, quedarse con el depósito vacío no está considerado entre las opciones anteriores.

Además, en el momento en el que el vehículo se queda sin combustible, los frenos y la dirección dejan de funcionar al instante, lo que se traduce en una situación de riesgo tanto para el propio conductor como para el resto, por lo que puede ser sancionado por una conducción negligente. Esta multa también es de 200 euros, pudiendo verse aumentada en 80 euros más por una mala señalización.

Al menos, estas sanciones no acarrean la retirada de puntos.

Además de estos problemas, hay que tener en cuenta que deberemos pedir asistencia en carretera para que una grúa nos recoja el coche. Sin embargo, el seguro no siempre cubre este gasto si es producido por quedarse sin gasolina.

Cuidado con la manera de transportar el combustible

Otra opción es acudir hasta la gasolinera más próxima a por combustible. Pero si necesita una garrafa homologada para poder transportarla, ya que está considerado como mercancía peligrosa. Llevarlo en cualquier otro recipiente puede suponer una multa de entre 2.000 y 3.000 euros. 

Por si fuera poco, aquellos vehículos que sean diésel pueda que tengan que purgar el circuito antes de volver a ponerse en marcha, ya que los inyectores pueden obstruirse con las impurezas, por lo que deberá llevarse primero a un taller.

Por todo ello, en caso de que supongamos que estamos a punto de quedarnos sin combustible  y no haya tiempo para repostar en una gasolinera, lo mejor es salirse de la calzada y estacionar en un lugar seguro o, en su defecto, aproximarse lo más posible a la derecha y dejando libre el arcén.

También »  Ford Mustang, el deportivo coupé más vendido del mundo