¿Me pueden multar por conducir con el codo fuera de la ventanilla?

Aunque la DGT no recoge esta acción como una infracción, un agente puede multarnos si considera que ponemos en riesgo la seguridad vial

R. García » 12 de julio, 2019

En los meses más calurosos del año es habitual ver a muchas personas conduciendo con el codo por fuera de la ventanilla para combatir las altas temperaturas.

Algunos optan por activar el aire acondicionado y conducir en una burbuja de frescor, aislado de las altas temperaturas. Otros, en cambio, prefieren bajar las ventanillas del vehículo y disfrutar del aire del exterior. Pero, cuando con bajar la ventanilla no es suficiente, muchos conductores sacan el brazo fuera del coche. Pero, ¿es legal realizar esta acción?

Conducir con el brazo fuera, utilizando el marco de la ventanilla como reposabrazos, no conlleva de por sí una multa. De hecho, la Dirección General de Tráfico (DGT) no lo recoge como una infracción como tal. Sin embargo, si un agente de tráfico considera que estamos poniendo en riesgo la seguridad vial con esta acción, sí puede llegar a sancionarnos.

El artículo 18.1 del Reglamento General de Circulación apunta que “el conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente en la conducción”.  Además añade que la propia persona que va al volante, como el resto de pasajeros deben “cuidar la posición adecuada” e incluso “la de los objetos o animales transportados”.  Por otra parte, el artículo 17.1 recoge que “los conductores deberán estar en todo momento en condiciones de controlar sus vehículos”.

Por lo tanto, se puede resumir que conducir con el codo por fuera de la ventanilla no es una acción recogida como infracción. Será el agente de tráfico quien interprete si la posición del conductor es adecuada o si, por el contrario, vulnera alguno de los artículos antes citados.

Algo similar sucede con el hecho de ir al volante con chanclas, sin camiseta o bebiendo. Lo ideal sería mantener la postura correcta a la hora de conducir, con las manos en el volante y con el asiento perfectamente ajustado. Una postura correcta nos permite reaccionar ante imprevistos de la mejor manera posible, haciendo que nuestra conducción sea más segura.

En el caso de que nos sancionen por conducir con el brazo fuera del coche nos pondrían una multa de 80 euros, una cantidad que podríamos reducir a 40 euros por pronto pago.

También »  El nuevo Opel Corsa pesa un 10% menos que su antecesor