La UE quiere instalar radares en nuestros propios coches

El Parlamento Europeo pretende instalar diez sistemas de seguridad en todos los nuevos modelos de turismos y furgonetas ligeras que se vendan en el mercado automovilístico a partir de 2022


Claudia Rubio » 15 de abril, 2019

Con el objetivo de reducir al máximo las muertes en la carretera, la Unión Europea estudia implantar un paquete de diez sistemas de seguridad en todos los nuevos modelos de turismos y furgonetas ligeras que se vendan en el mercado automovilístico. Si el Parlamento Europeo aprueba esta medida mañana martes, 16 de abril, el uso de estos sistemas será obligatorio en todos los vehículos a partir del año 2022.

Entre los diez sistemas de seguridad que se instalarán en todos los coches a partir de 2022, destaca el asistente inteligente de velocidad, un sistema que actúa como una especie de radar dentro del vehículo, ya que reconoce los límites de velocidad existentes en las carreteras y adapta la velocidad del coche a dichos límites. Los otros nueve sistemas de seguridad corresponden a los ya conocidos sistemas de ayuda a la conducción ADAS.

El uso del asistente inteligente de velocidad podría ser obligatorio a partir de 2022

A pesar de que el asistente inteligente de velocidad se instalará de serie de forma obligatoria en todos los vehículos, de momento, los conductores tendrán la opción de desactivarlo, ya que es fundamental que primero se vayan acostumbrando a este sistema antes de imponérselo. Todavía no se conoce cuando será obligatorio su uso, puesto que la Unión Europea no ha aprobado ninguna fecha concreta.

La Dirección General de Tráfico (DGT) ya se mostró el año pasado a favor de la instalación de estos limitadores de velocidad en los vehículos, con el fin de reducir las cifras de siniestralidad. Por otro lado, la Comisión Europea sostiene que los nuevos sistemas de seguridad salvarán desde su puesta en marcha hasta el año 2038 un total de 24.794 vidas y evitarán 140.740 heridos graves.

También »  Cómo renovar el carnet de conducir
Gracias a estos sistemas de seguridad la UE prevé salvar 24.794 vidas hasta el año 2038

En cuanto a los costes y beneficios de esta nueva normativa, la Comisión Europea hace un balance positivo, ya que los costes previstos para los fabricantes de automóviles ascenderán a 57.400 millones de euros en valor actual, mientras que los beneficios en atención sanitaria y ahorro de vidas será de 72.800 millones, lo que supondrá un beneficio de 15.400 millones. Asimismo, el Consejo Europeo de Seguridad en el Transporte, estima que el asistente inteligente de velocidad reducirá las emisiones de CO2 en un 8%.