Estos son los cambios que la DGT prepara para las motos

La Dirección General de Tráfico estudia obligar a los motociclistas a usar guantes y bonificar con puntos de carné a los usuarios que realicen cursos de conducción segura

Javier Salom » 3 de junio, 2019

La Dirección General de Tráfico (DGT) está más que nunca en boca de los conductores, ya que si en las últimas semanas no se para de hablar del endurecimiento de la obtención del permiso de conducir, ahora se plantean posibles cambios que afectan a los motoristas.

Y es que la DGT podría aprobar dos nuevas medias relacionadas con motocicletas y ciclomotores, que buscan reducir lo máximo posible la siniestralidad en estos vehículos, además de proteger a los usuarios en caso de accidente.

Guantes de moto

Uso obligatorio de los guantes

La vulnerabilidad de los motociclistas hace si cabe más necesario que en el caso de los automovilistas, que extremen al máximo la seguridad para no sufrir daños en caso de accidente. Por ello se hizo obligatorio ya hace años el uso de casco en cualquier circunstancia. Ahora a este equipamiento podría sumarse la utilización obligatoria de guantes homologados. Cabe recordar que las manos suelen ser una de las zonas más dañadas del cuerpo cuando se tiene una caída en moto, ya que por instinto tratamos de paliar el golpe con ellas y suelen quedar gravemente afectadas tanto por el golpe como por la abrasión del asfalto. Unos buenos guantes de cuero con refuerzos en zonas estratégicas, minimizan el roce directo con el suelo y por tanto las abrasiones, además de amortiguar el golpe. A su vez, el ergonómico diseño hace que incluso se optimice la conducción al ofrecer un agarre más firme del volante, por no hablar de la protección térmica que brindan al usuario.

El uso de los guantes será obligatorio

Recuperación de puntos por curso

La otra gran medida que podría ejecutar la DGT en relación con las motocicletas y ciclomotores, es la de recuperación de puntos del carné a través de la realización de cursos de conducción segura de manera voluntaria. Se estima que podrían ser entre 2 y 3 puntos por cada curso. A través de este incentivo lo que busca la Dirección General de Tráfico es elevar la experiencia del conductor sobre la moto y por tanto reducir la siniestralidad ante posibles situaciones adversas que serían inevitables si no se sabe cómo reaccionar ante ellas. Además, enfrentar a los motoristas estas situaciones en un entorno no controlado, hace que tomen conciencia de los realmente vulnerables que son encima de una moto.

Por el momento no ha habido una manifestación concreta por parte de la DGT sobre estas posibles modificaciones, pero ambas podrían ponerse en marcha con el nuevo Plan Estratégico de Seguridad Vial para motocicletas.

También »  ¿Sabes cómo conducir dependiendo del tipo de carretera?