La DGT incorpora ocho nuevos radares en la operación salida y ya se superan los 1.300 aparatos

De los nuevos dispositivos seis son de tramo y todos ellos en carreteras convencionales

Rubén García / Agencias » 2 de agosto, 2019

En plena operación salida de verano millones de personas se lanzan a las carreteras para llegar a sus respectivos destinos vacacionales. Con el objetivo de disfrutar y desconectar durante unos días de la rutina, muchos viajeros conducen ansiosos por estrenar un periodo del año de lo más especial. Otros, en cambio, realizan el camino de vuelta a sus domicilios tras finalizar su descanso.

Con todo ello, las carreteras españolas, repletas de vehículos, se vuelven aún más peligrosas de lo habitual. Con el fin de no dejar impunes las conductas peligrosas de los conductores, la Dirección General de Tráfico utiliza sus radares para cazar a aquellos que no respeten las normas de circulación. De hecho, la DGT ha vuelto a incrementar el número de estos aparatos para tratar de disminuir los siniestros. España cuenta en la actualidad con un total de 1.293 radares en sus carreteras. De todos ellos, 661 son fijos, 68 de tramo y 572 móviles. Pero, ahora superarán los 1.300, con la activación de 8 radares más.

El director general de la DGT, Pere Navarro, anunció hace unos meses que España contaría a finales de año con 78 nuevos radares en carreteras nacionales y autonómicas, vías donde más accidentes mortales se producen. Con motivo de la operación salida del verano, Navarro explicó que se pondrían en funcionamiento 20 nuevos dispositivos con la idea de alcanzar esa cifra antes del 2020. Esta veintena de instrumentos comenzaron a operar el 1 de julio. Todos ellos son radares fijos.

Seis radares de tramo

Para esta segunda fase del dispositivo especial de Tráfico para este verano, que arrancó este miércoles 31 de julio, han entrado en funcionamiento otros 8 nuevos radares, todos ellos en carreteras convencionales, 6 de los cuales son de tramo. Con estas 28 nuevas incorporaciones, faltarían aún 50 radares.

Navarro adelantó en una entrevista con Europa Press que preveían continuar poniendo más radares en tramos o lugares donde pudieran ser útiles, pero sin lanzar “grandes planes de expansión” de estos aparatos.

También reveló que no todas las ‘cajas’ con señalización de radar contenían dentro uno de estos aparatos. “Con solo el cartel de aviso de radar surte efecto”, justificó Navarro, que recordó que el objetivo de la DGT es que la gente aminore la velocidad.

Más margen de error

En cuanto a los márgenes de error de los radares, el director general de Tráfico no descartó que los  dispositivos que se fuesen a colocar en las carreteras tuvieran un porcentaje distinto: “Si hay que dar más margen, se da más margen y no pasa nada, lo que queremos es evitar discusiones evitables”.


En la actualidad, los radares aplican un margen de error de 5 km/h si el exceso de velocidad es menor de 100 km/h, y del 5% cuando es de más de 100 km/h, siempre y cuando el radar sea fijo. Pero si se trata de un radar móvil, los márgenes de error son de 7 km/h en velocidades menores de 100 km/h y del 7% para más de 100 km/h. Todos estos radares se encargan de vigilar a los conductores por si estos realizan algún comportamiento indebido en la carretera.

Pero la DGT también dispone de cámaras de vigilancia, helicópteros o incluso drones. De hecho, desde este 1 de agosto, con motivo de la operación salida de agosto, tres de estos drones comenzarán ya a denunciar a aquellos conductores que infrinjan la normativa de tráfico y seguridad vial.

También »  Así es la nueva Ducati Panigale V4 25º Anniversario 916 2020