La DGT advierte del efecto submarino en un accidente

Utilizar el cinturón de seguridad de manera incorrecta puede provocar serias lesiones

A.G. » 22 de julio, 2019

El cinturón de seguridad es uno de los elementos clave a la hora de protegernos ante un accidente de tráfico. Sin embargo, no llevarlo de manera correcta puede ocasionarnos lesiones importantes.

Por ello, la DGT avisa del efecto conocido como submarino. Sucede cuando se lleva el cinturón de seguridad holgado. ¿Qué supone esto? Cuando el vehículo colisiona, el pasajero experimenta un fuerte impacto y, el cuerpo al no estar bien sujeto por el cinturón (holgado o mal ajustado), presiona el asiento hacia abajo y se desliza por debajo de la banda abdominal. Esto hace que se incremente el riesgo de chocar contra el volante, el salpicadero o la parte baja del habitáculo.

Las lesiones que puede provocar son de diversa índole: lesiones en espalda y pelvis, rotura de fémur o de la cabeza del fémur, además de hemorragias internas graves.

Para evitarlo, debemos asegurarnos de eliminar toda holgura del cinturón mediante pretensores.

Así es el efecto submarino
También »  Tres de cada diez españoles comprarían ahora un coche eléctrico