El 7, número clave que te ayudará a evitar las multas de velocidad

La DGT aplica una fórmula en los controles de velocidad superiores a los 100 km/h y otra diferente en los inferiores


Rubén García » 6 de agosto, 2019

Son muchos los conductores que han experimentado la sensación de pasar un radar cerca del límite de velocidad de la vía y quedarse con la duda de si el aparato ha captado la posible infracción. Y es que, no todas las personas que van al volante conocen a qué velocidad detectan los radares el exceso de velocidad. La respuesta a este gran interrogante dependerá de varios factores, pero la clave está en el número 7.

Los radares de la Dirección General de Tráfico (DGT) cuentan con un margen de error de 7km/h cuando el límite de velocidad de la carretera es de 100 km/h o menos. Esto significa que cuando se circula por un tramo señalizado a 50 km/h, el radar saltaría cuando se circula a más de 57 km/h. Cuando la velocidad máxima es de 40 km/h, el aparato se dispara a los 48 km/h o más. Así sucede con todos los límites de velocidad hasta los 100 km/h.

La situación es diferente cuando los límites de velocidad superan dicha cifra, por ejemplo en autovías y autopistas. En estos casos, el número 7 también tiene un papel fundamental, ya que, se aplica el umbral del 7%. Así, si el tramo controlado por el radar de velocidad es de 110 km/h el dispositivo se activa cuando detecta un vehículo a 117,7 km/h o más. Lo mismo ocurre en las zonas de 120 km/h, donde se realizaría la foto a 128,4 km/h o más.

La DGT respeta estos márgenes porque sus radares cuentan con una probabilidad de error aproximadamente de entre el 3% y el 7%, dependiendo del modelo del aparato. Los más nuevos tienen una mayor precisión.

La diferenciación entre las velocidades superiores a 100 km/h y las inferiores, se debe a que si aplicáramos el margen de error del 7% en las velocidades de 30km/h el radar saltaría a los 33 km/h, algo difícil de detectar para los conductores que tienen en sus vehículos velocímetros analógicos. Para evitar posibles confusiones, la DGT aplica el umbral de tolerancia de 7km/h, por lo que en un tramo de 30 km/h el radar saltará a velocidades de 38 km/h o superiores.

Radares vacíos

Si nos hemos saltado un radar a más de los umbrales de los que hemos comentado, pero no nos llega una multa, puede deberse a que la caja del aparato se encontrara vacía. La DGT reconoce que no todas las cajas de radar de velocidad contienen un aparato en su interior. Algunos de ellos tienen tan solo buscan un efecto disuasorio.

En el caso de los radares de tramo no existen márgenes que puedan salvar a los conductores que exceden por la mínima el límite de velocidad. Estas máquinas detectan la hora de entrada del vehículo y la hora de salida. A partir de estos datos calculan la velocidad media exacta a la que circula el automóvil.

Las sanciones de los radares de velocidad varían dependiendo de la velocidad a la que se ha saltado el control. Lógicamente, a mayor velocidad mayor es la multa económica y los puntos que nos retiran del carné de conducir.

También »  El nuevo Audi Q8 se convierte en el protagonista del Festival de San Sebastián