¿Cuánto tiempo puedo circular con la rueda de repuesto?

La conocida como rueda de galleta no es una rueda normal y no nos permite conducir todo lo que queramos

Constan Doval » 25 de noviembre, 2019

La rueda de repuesto o de galleta no es como el resto de neumáticos. Muchos conductores desconocen sus características hasta que no llega el temido pinchazo. Hay que tener en cuenta que esta rueda es provisional porque tiene algunas particularidades que os contamos a continuación.

Hay dos limitaciones: la primera tiene que ver con los kilómetros recorridos y la segunda, con la velocidad. Esta rueda tiene menos capas que un neumático normal, por lo que es menos resistente y no soportará grandes distancias ni grandes velocidades.

Deberemos consultar el manual para ver el límite de kilómetros establecidos por el fabricante. Si pone 100 km, hay que saber que a partir de esta cifra no tenemos garantizada nuestra seguridad.

No superar los 80 km/h

Lo mismo ocurre con la velocidad. Hay que ceñirse estrictamente a la establecida por el fabricante, que por lo general es de 80 km/h. Tanto si vamos a una velocidad mayor de la fijada como si circulamos más kilómetros de los debidos, corremos el riesgo de que se produzca un reventón.

Y es que la rueda de repuesto tiene unas medidas diferentes al resto de neumáticos, y la presión también es diferente (entre el doble y triple de una rueda normal). El desgaste no es el mismo cuando una de las cuatro ruedas tiene características diferentes, se pierde la simetría longitudinal lo que hace la conducción más inestable.

Lo más recomendable es conducir cuanto antes hasta el taller más cercano para que nos reparen el pinchazo o, si esto no es posible, nos instalen un nuevo neumático.

También »  Toda la historia detrás del 'Cavallino Rampante' de Ferrari