¿Cuánto tiempo de recarga necesita de media la batería de un coche eléctrico?

No podemos hablar de un único tiempo de recarga de las baterías de los coches eléctricos, ya que este factor depende directamente del tipo de carga al que tenga acceso el usuario


Claudia Rubio » 21 de junio, 2019

Los coches eléctricos ofrecen muchas ventajas, puesto que nos permiten circular de forma eficiente y sin emisiones, cuentan con la etiqueta ambiental 0 Emisiones de la Dirección General de Tráfico y además, sus recargas son más económicas, ya que la electricidad es más barata que la gasolina o el diésel. Sin embargo, la autonomía y el tiempo de recarga de la batería de los coches eléctricos son dos factores que frenan a los usuarios a la hora de comprar este tipo de vehículo.

No podemos hablar de un único tiempo de recarga de las baterías de los coches eléctricos, ya que este factor depende directamente del tipo de carga al que tenga acceso el usuario. Cabe destacar que el tipo de carga más extendido actualmente es el de cable-enchufe, que a su vez, ofrece tres velocidades de carga en función de la potencia de la fuente: lenta, semirápida y rápida.

¿Cuánto tiempo de recarga necesita la batería de un coche eléctrico?

Para definir el tiempo de recarga de la batería de un coche eléctrico debemos tener en cuenta que existen distintas condiciones que influyen y definen este valor. Estas condiciones varían para cada vehículo y también para los distintos puntos de carga.

El tiempo de recarga de las baterías de los coches eléctricos varía para cada vehículo y para los distintos puntos de carga
El tiempo de recarga de las baterías de los coches eléctricos varía para cada vehículo y para los distintos puntos de carga

Carga lenta

Actualmente, la carga lenta es la más utilizada para recargar la batería de los coches eléctricos, puesto que es muy básica y a baja potencia puede realizarse en puntos de carga domésticos o privados como los que se instalan en lugares de trabajo, aeropuertos o centros comerciales.

Este tipo de recarga se realiza a través de una corriente alterna monofásica de 230V, una intensidad de 16A y una potencia máxima de 3,7 kW. Empleando este tipo de carga el tiempo estimado varía mucho dependiendo de la capacidad de la batería del coche, aunque normalmente suelen tardar entre cinco y ocho horas.

También existe una variable en este tipo de carga que emplea corriente alterna trifásica de 400V, una intensidad de 16A y una potencia máxima de 11 kW, por lo que el tiempo de recarga de la batería se reduce hasta las dos o tres horas.

Los puntos de carga lenta tardan entre 5 y 8 horas en recargar la batería de un coche eléctrico
Los puntos de carga lenta tardan entre 5 y 8 horas en recargar la batería de un coche eléctrico

Carga semirápida

El tipo de carga semirápida no se emplea tanto como la carga lenta, puesto que no hay muchos puntos públicos que la ofrezcan ni privados que la permitan. Normalmente, se encuentra ubicada en centros comerciales, centros urbanos, supermercados, parkings de empresas, etc.

La carga semirápida se obtiene gracias a una corriente monofásica de 230V, una intensidad entre 32-63A y una potencia máxima de entre 8-14 kW. Por ello, permite la recarga de las baterías medias en un tiempo estimado de tres horas (32A) o una hora y media (63A). Asimismo, ofrece otra alternativa que consiste en emplear una corriente altera trifásica de 400V, una intensidad de hasta 63A y una potencia máxima de 22 a 43 kW, que permite recargar una batería en tan solo media hora.

Los puntos de carga semirápida tardan entre tres horas o una hora y media en cargar un coche eléctrico
Los puntos de carga semirápida tardan entre tres horas o una hora y media en cargar un coche eléctrico

Carga rápida

La carga rápida pretende aproximarse a los tiempos de repostaje de los combustibles fósiles, aunque esto de momento no es posible. Este tipo de carga es la que necesariamente deben ofrecer las gasolineras o puntos de recarga de este tipo donde acuden multitud de usuarios, que no pueden estar mucho tiempo esperando.

Actualmente, continúa siendo complejo instalar un punto de carga rápida, puesto que se necesita una corriente continua de hasta 600V, una intensidad de 400A y una potencia máxima de 240 kW. Estas cifras pueden ofrecer cargas de hasta el 80% de una batería media en intervalos de entre cinco y treinta minutos.

También »  Nuevo Skoda Kamiq 2019: Estos son sus precios para España