¿Cuándo debo cambiar los neumáticos del coche?

Es clave inspeccionar y revisar las ruedas regularmente, en busca de posibles daños

Marina Baranova » 3 de julio, 2019

Los neumáticos ponen en contacto el vehículo con el asfalto, por lo que su buen estado y calidad son imprescindibles para garantizar una conducción segura. Es cierto que no existe una manera concreta de determinar exactamente cuánto dura un neumático, puesto que su vida útil y su kilometraje dependen de una serie de factores: los hábitos de conducción del conductor, el propio diseño del neumático, el clima, los cuidados que se le den y las condiciones de la carretera. No obstante, es recomendable sustituir los neumáticos en los siguientes casos:

  • Cuando la banda de rodadura se desgaste por debajo de los niveles de profundidad recomendados. Según la normativa vigente, el límite mínimo de profundidad que debe presentar la banda de rodadura es de 1,6 milímetros. Las ruedas homologadas disponen de unos indicadores de desgaste que ayudan en esta comprobación, por lo que cuando dichos indicadores estén al mismo nivel que el dibujo de la banda de rodadura, significa que se ha alcanzado el límite permitido y que debemos cambiar los neumáticos cuanto antes.
  • Cuando el flanco esté dañado.
  • Cuando haya algún agujero en la banda de rodadura de más de seis milímetros de diámetro.
  • Cuando el talón (el reborde del neumático que se asienta sobre la rueda) esté dañado o deformado.

Revisión e inspección de los neumáticos

Por ello, es fundamental inspeccionar y revisar los neumáticos regularmente, en busca de posibles daños y desgastes. También es imprescindible prestar atención a las sensaciones que nos transmiten los neumáticos a la hora de conducir, puesto que cualquier cambio que notemos en la conducción puede indicar que los neumáticos están dañados o desgastados. En caso de sentir vibraciones al volante, debemos reducir de forma inmediata la velocidad y conducir con precaución hasta que podamos salir de la carretera sin peligro para inspeccionar los neumáticos. Si algún neumático está dañado, podremos sustituirlo por uno de repuesto de forma totalmente segura.

Es importante inspeccionar los neumáticos regularmente, en busca de posibles daños
Es importante inspeccionar los neumáticos regularmente, en busca de posibles daños

Consejos

Por otro lado, a pesar de que la vida útil de los neumáticos no tiene una fecha de caducidad concreta, es recomendable que tras cinco años de uso sean inspeccionados cada año por un profesional. Asimismo, aunque parezca que estén en buenas condiciones, es aconsejable sustituirlos por unos nuevos al cabo de diez años desde su fecha de fabricación. Los profesionales también recomiendan cambiar los neumáticos de repuesto si han pasado diez años desde su fecha de fabricación. Si no sabes cuál es la fecha de fabricación de tus neumáticos, no te preocupes, tan solo debes buscar el número DOT, situado en el flanco del neumático.

También »  Ferrari presenta su descapotable número 50, el 488 Pista Spider