¿Cuáles son las diferencias entre el diésel normal y el premium?

Ambos tipos de gasoil cumplen con los estándares de calidad establecidos y con la normativa que determina el nivel mínimo de cetano que deben contener

Marina Baranova » 21 de agosto, 2019

Actualmente, es habitual encontrar en las gasolineras varios tipos de combustibles, por lo que es absolutamente normal que nos surjan dudas sobre cuál es mejor para nuestro vehículo. Hace algunas semanas, explicamos las diferencias entre la gasolina 95 y 98, por lo que ahora ha llegado el momento de aclarar todas las dudas acerca del diésel premium y el normal.

En primer lugar, debemos saber que ambos tipos de diésel cumplen con los estándares de calidad establecidos y con la normativa que determina el nivel mínimo de cetano que deben contener. El índice o nivel de cetano está relacionado con el tiempo que transcurre entre la inyección del combustible y el inicio de su combustión. Cuando se produce una ignición rápida seguida de un quemado total y uniforme del carburante, obtenemos una combustión de calidad, por lo que a mayor nivel de cetano, menor es el retraso de la ignición y mejor es la calidad de la combustión.

Tanto el diésel normal como el premium, cumplen con los estándares de calidad establecidos
Tanto el diésel normal como el premium, cumplen con los estándares de calidad establecidos

Diferencias entre el diésel normal y el premium

Según el Race, la diferencia principal entre ambos combustibles tiene que ver con la cantidad de cetano. Tal como hemos comentado anteriormente, a mayor cantidad de cetano, menor es el tiempo que transcurre entre la inyección del diésel y el inicio de su combustión. En el caso del diésel normal o diésel e+, el nivel de cetano es de 51, mientras que en el diésel premium o diésel e+10, el nivel de cetano aumenta a 55.

Un vehículo alimentado por diésel premium, es decir, con un nivel de cetano más alto, tiene una mejor combustión, menos vibraciones, menos emisiones de gases, un consumo menor y un mayor rendimiento del motor. En cambio, un vehículo de diésel normal, con menos cetano, sufre más cuando arranca en frío, haciendo que se reduzca la vida útil del motor.

A diferencia del premium, el diésel normal sufre más cuando arranca en frío
A diferencia del premium, el diésel normal sufre más cuando arranca en frío

Otra diferencia destacada es que el diésel premium cuenta con un nivel de azufre menor e incorpora distintos aditivos con propiedades anticorrosión que limpian el motor, previenen la humedad y por lo tanto, incrementan la durabilidad de los componentes del sistema de propulsión. No obstante, debemos tener en cuenta que estas diferencias son leves.

Por lo tanto, si comparamos ambos tipos de diésel, llegamos a la conclusión de que el diésel normal dificulta el arranque en frío, principalmente por su mayor nivel de viscosidad, y genera más residuos por su menor porcentaje de cetano, su elevado nivel de azufre y su 7% de biodiésel. Sin embargo, también tiene ventajas, y es que debemos tener muy en cuenta que el nivel de viscosidad de este tipo de gasoil es muy bueno para lubricar las distintas piezas del motor y evitar averías que pueden salir caras, sobre todo en el caso de los coches viejos con bombas de inyección que van sin el sistema common-rail.

El precio del diésel normal y el premium

Al igual que sucede con la gasolina 95 y 98, en este caso también existe una diferencia de precio. El litro de diésel premium cuesta aproximadamente entre seis y ocho céntimos más que el diésel normal, por lo que a la hora de llenar el depósito, la diferencia de precio se nota bastante.

A la hora de decidir entre ambos tipos de diésel, debemos tener en cuenta muchos factores: el presupuesto que tenemos para combustible, la antigüedad de nuestro vehículo y sus necesidades, si nos preocupa mantener el motor en las mejores condiciones, y por último, si vamos a apreciar realmente el ligero aumento de rendimiento que ofrece el diésel premium respecto al normal.

También »  Kia Ceed GT Line: tecnología, seguridad y funcionalidad