Consejos para tener los neumáticos a punto este verano

Entre los meses de julio y agosto se estiman casi 90 millones de desplazamientos, por lo que es imprescindible tomar una serie de medidas para tener los neumáticos a punto

Claudia Rubio » 17 de junio, 2019

El verano es la estación del año en la que más desplazamientos hacemos en coche, puesto que aprovechamos nuestros días libres para hacer viajes y escapadas que nos permiten disfrutar del buen tiempo, de la familia y de los amigos. Para evitar sustos que nos puedan estropear las vacaciones, es importante revisar el vehículo antes de viajar y comprobar que está todo en perfecto estado. Por ello, es fundamental revisar los neumáticos, una de las partes más importantes del vehículo al ser el único elemento de contacto entre el coche y la carretera.

Entre los meses de julio y agosto se estiman casi 90 millones de desplazamientos, por lo que es imprescindible tomar una serie de medidas para tenerlo todo a punto. Según el grupo TÜV Rheinland estos son los consejos que debemos seguir para comprobar que los neumáticos funcionan correctamente:

  • Presión: Los neumáticos inflados correctamente son mucho más seguros y aportan un menor consumo, por lo que es recomendable revisar su presión con un manómetro calibrado una vez al mes y en frío. La presión adecuada es la recomendada por el fabricante del vehículo y viene indicada en la guantera, la parte interior de la tapa del combustible, la parte interior de la puerta o en el manual del vehículo.
  • Banda de rodadura: La banda de rodadura hace que el vehículo se comporte correctamente en suelo mojado, afectando a una correcta evacuación del agua y disminuyendo la probabilidad de sufrir aquaplaning. Asimismo, influye en las características de frenado, mantenimiento de la dirección y maniobrabilidad del coche. Según la normativa, la profundidad mínima de la banda de rodadura es de 1,6 milímetros, por lo que debe revisarse regularmente. Para ello, basta con comprobar los indicadores de desgaste: cuando la banda alcanza la altura de los testigos en alguna zona de la banda de rodadura, debemos sustituirla por una nueva. Es importante revisarlas con las ruedas giradas completamente hacia un lado.
  • Revisión visual: Es recomendable revisar visualmente los neumáticos de forma periódica para detectar abultamientos, grietas, cortes o desgastes irregulares. Este tipo de daños pueden estar producidos por un golpe fuerte contra un bordillo o bache, por un defecto de fabricación del neumático, o por el envejecimiento del neumático.
  • Rotación de las ruedas: Normalmente, los neumáticos delanteros se desgastan antes que los traseros, por lo que al llevar a cabo la rotación de las ruedas, se aporta un desgaste más uniforme que permite aprovechar al máximo la vida útil de las bandas de rodadura. Es aconsejable rotarlos aproximadamente cada 10.000 kilómetros, aunque debemos tener en cuenta ciertos aspectos: si hay un desgaste desigual, si escuchamos zumbidos, si solemos conducir a velocidades altas, si conducimos con cargas pesadas o si realizamos trayectos largos.
  • Ruedas de repuesto: Es imprescindible revisar la rueda de repuesto antes de emprender un viaje para evitar disgustos en caso de necesitarla. Por este motivo, antes de salir debemos revisar si está en condiciones y si disponemos en el vehículo de todo el material necesario para cambiar un neumático.

Por último, antes de planificar cualquier viaje, debemos comprobar en primer lugar si disponemos de toda la documentación en regla por si nos la piden las autoridades: si hemos pasado la ITV, si el seguro del coche está en regla, la fecha de caducidad del carné de conducir, etc.

También »  El nuevo coche conectado 5G de Seat permite conducir con un sexto sentido