Cómo transportar las bicicletas en el coche de forma correcta para evitar multas

Transportar las bicicletas en el coche sin cumplir con las normas establecidas nos puede costar muy caro, ya que podemos recibir una sanción económica de hasta 500 euros

Claudia Rubio » 11 de julio, 2019

La bicicleta está ganando cada vez más protagonismo en España, puesto que hay una tendencia creciente de personas que la emplean no solo para practicar deporte, sino para disfrutar del tiempo libre o como modo de transporte en la ciudad. Por ello, con la llegada del verano, es importante conocer cómo debemos transportar la bicicleta en el coche de forma correcta, por si queremos llevárnosla de vacaciones. El Race nos da algunos consejos para hacerlo de forma totalmente segura y evitar ciertas multas por llevarla de forma peligrosa.

Transportar la bicicleta dentro del coche

La forma más fácil y económica de transportar una bicicleta es utilizando el maletero del coche, siempre que su tamaño lo permita. No obstante, debemos tener en cuenta lo siguiente:

  • Estamos obligados a mantener nuestra propia libertad de movimientos, el campo de visión y la atención a la conducción, para garantizar nuestra seguridad y la del resto de pasajeros, por lo que la bicicleta no debe molestarnos en ninguno de los casos.
  • Debemos asegurar la bicicleta dentro del coche de forma correcta para evitar que se mueva durante el trayecto o que pueda golpear a algún pasajero en caso de realizar un frenazo brusco o sufrir una colisión. Es recomendable evitar tener objetos suelos dentro del habitáculo.

Transportar la bicicleta en un portabicicletas

En caso de no poder hacer uso del maletero para transportar la bicicleta, siempre podemos recurrir a un portabicicletas, ya sea de techo, de portón o de gancho de remolque. Debemos tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • El portabicicletas no puede sobresalir más del 15% de la proyección en planta del coche. Por ejemplo, si nuestro vehículo mide cuatro metros, el portabicicletas podrá sobresalir como máximo 60 centímetros.
  • La instalación del dispositivo debe ser segura y correcta, de forma que ni el sistema ni la carga puedan caerse o desplazarse de manera peligrosa.
  • La carga que sobresalga por detrás del coche debe estar señalizada con la señal V-20. Si las bicicletas ocupan todo el ancho del vehículo, debemos colocar dos señales, cada una en un extremo de la carga.
  • Las bicicletas transportadas no pueden sobresalir por los laterales del coche.
  • El portabicicletas no puede ocultar ni tapar los dispositivos de alumbrado o señalización del coche. En ese caso, debemos instalar todos los dispositivos de alumbrado y la placa de matrícula en la parte exterior del portabicicletas.

Multas por transportar la bicicleta de forma incorrecta

Si no cumplimos con las normas y ponemos en peligro nuestra seguridad y la del resto de usuarios de la vía, podremos enfrentarnos a distintas sanciones económicas:

  • Por no señalizar de forma correcta la carga que sobresale longitudinalmente del coche o de su proyección en planta, nos pueden poner una multa de 80 euros.
  • Por circular con un portabicicletas que tapa los dispositivos de alumbrado o señalización luminosa, las placas o los distintivos obligatorios, podemos recibir una sanción económica de 80 euros.
  • Si la carga no está correctamente colocada y cae a la vía, creando un grave peligro para el resto de conductores, nos pueden poner una multa de 500 euros.
  • Por circular con un vehículo cuya carga puede arrastra, caer o desplazarse de forma peligrosa, nos pueden poner una multa de 200 euros.
También »  Cómo consultar los resultados de los exámenes de conducir