Cómo prevenir el ‘phishing car’, la estafa de los coches de segunda mano

Esta estafa se lleva a cabo a través de la venta de vehículos usados a través de Internet

Constan Doval » 22 de noviembre, 2019

La venta de coches por Internet es una práctica habitual entre los compradores que quieren cambiar de coche o buscan un primer vehículo a un precio económico. Si tienes previsto adquirir un coche por esta vía debes tener cuidado con el ‘phishing car’.

Se trata de una estafa que consiste en colocar anuncios fraudulentos en plataformas online de venta de coches. Los estafadores emplean perfiles falsos para engañar a los potenciales compradores. Se pide una señal por adelantado y la compra nunca llega a efectuarse.

Lo primero que nos tiene que hacer duda es precisamente si se pide un anticipo (hasta la mitad del precio ofertado) y el coche está fuera de España, lo que nos impide probarlo o verlo ‘in situ’. Por lo general el pago se realiza a través de empresas de envió de dinero a otros países como Western Union o Money Gram.

No se adapta a conducir por el lado contrario

Para captar al comprador, el vendedor suele asegurar que es un español que reside en el Reino Unido por motivos laborales y que le urge cambiar de vehículo porque no se adapta a conducir por el lado contrario.  Por ello vende el automóvil a un precio muy bajo y muestra fotos de un coche con matrícula de España.

Para no caer en el ‘phishing car’, lo primero que debemos hacer es verificar la identidad del vendedor y pedir imágenes concretas del vehículo que nos muestren el estado del motor, los neumáticos, la tapicería…

Además, es conveniente solicitar a la Dirección General de Tráfico (DGT) un informe de las posibles cargas del coche. Hasta que no tengamos toda esta información, debemos abstenernos de enviar dinero por adelantado. Y ante cualquier sospecha, olvidarnos del asunto y buscar otro automóvil.

También »  Así es el nuevo y atractivo Toyota RAV4 Electric Hybrid Black Edition