Cómo conservar la batería de coches híbridos y eléctricos durante el estado de alarma

Los coches híbridos y eléctricos requieren un cuidado especial para conservar la energía de sus baterías que te detallamos a continuación

Edgar Vivó » 1 de mayo, 2020

Como ya citamos en el reportaje sobre el mantenimiento del vehículo durante la cuarentena por COVID-19, la batería es uno de los elementos que antes y más sufren la inactividad del vehículo. Tanto en éste como otros artículos analizábamos cómo conservarla, e incluso recuperarla, si se había descargado o agotado, por lo que en esta ocasión vamos a detallar pormenorizadamente cómo tratar la batería de distintos tipos de coches según sus motores: diésel, gasolina, híbridos y eléctricos.

Gasolina, diésel e híbridos ligeros (Mild Hybrid)

Los coches con motor de gasolina, diésel, e incluso los híbridos ligeros (mild hybrid), disponen de sistemas de gestión de la energía que permiten que la batería se conserve a la perfección incluso si el coche está parado durante todo un mes. En cambio pueden sufrir descargas imprevistas si existen problemas eléctricos, o se han instalado agentes externos no homologados por el propio fabricante. Sea como sea, lo que no es recomendable hacer en estos vehículos es desconectar la batería, ya que se podrían descodificar los sistemas electrónicos, pudiendo perder información básica como la memoria de nuestro sistema multimedia, e incluso la programación que regula la apertura y cierre de los elevalunas.

Motor híbrido enchufable
Motor híbrido enchufable

Pese a que puedan estar un mes sin problemas, lo más recomendable para mantener la batería en estado óptimo en los coches gasolina, diésel e híbridos ligeros, es arrancarlos cada dos o tres semanas. Una vez el motor alcanza una temperatura de entre 40 y 60 grados, se deberá de mantener encendido al ralentí y sin acelerones unos 15 minutos para dar tiempo a que se regenere la energía perdida.

Coches híbridos

Los coches híbridos disponen de dos sistemas de alimentación eléctrica: uno de alta tensión y otro de baja tensión, por lo que la forma de mantener la batería es muy distinta a la de los coches antes mencionados.

Si la batería de baja tensión (12 V) se ha descargado, será la de alta tensión la que se encargue de recargarla. Para ello se deberá activar el vehículo, sin llegar a arrancarlo, y mantenerlo así durante al menos 15 minutos.

Si por el contrario es la batería de alta tensión la que se ha descargado, el vehículo arrancará el motor de forma automática para recuperar la energía de este acumulador, y se mantendrá el propulsor en marcha hasta que el indicador del display marque que se ha recuperado la energía.

Híbridos enchufables y eléctricos

Este es el sistema de propulsión es el más complejo que hay, por lo que se deberá evitar a toda costa que se descargue la batería, ya que sus consecuencias podrían ser fatales por su alto coste económico. Para evitarlo lo más recomendable si vamos tener el vehículo parado durante un largo periodo es mantener el vehículo enchufado y que sea el sistema de gestión de carga el que regule por sí mismo el nivel de energía en las baterías.

También »  ¿Qué marcas estarán en Automobile de Barcelona?