Cinco juegos para entretener a los niños durante los viajes en coche

Viajar en coche puede ser una muy buena oportunidad para dejarnos llevar por la imaginación y jugar con los más pequeños, haciéndoles partícipes del paisaje que nos acompaña durante el trayecto

Claudia Rubio » 28 de agosto, 2019

Realizar largos viajes en coche con niños pequeños a veces puede resultar complicado, puesto que se cansan de estar sentados con el sistema de retención infantil sin poder moverse libremente, se aburren o se marean, entre otras cosas.

Por ello, a la hora de viajar con los más pequeños de la casa es imprescindible planificarlo todo previamente: calcular las paradas que se realizarán a lo largo del trayecto, siendo recomendable parar a descansar cada dos horas o 200 kilómetros; seleccionar algunos juguetes o peluches para que jueguen durante el recorrido; preparar distintos juegos para que viajen entretenidos, etc.

Es cierto que siempre se puede recurrir a las películas o dibujos animados para entretener a los más pequeños; no obstante, viajar en coche siempre puede ser una muy buena oportunidad para dejarnos llevar por la imaginación y jugar con los peques haciéndoles partícipes del paisaje que nos acompaña durante el trayecto.

Para inspirarnos un poco, el Race nos ofrece cinco ideas maravillosas para jugar con niños, que seguramente servirán de gran ayuda a todas aquellas familias que durante los próximos días regresan a casa de sus vacaciones de verano.

Antes de iniciar un viaje en coche con niños, es fundamental planificarlo todo con tiempo
Antes de iniciar un viaje en coche con niños, es fundamental planificarlo todo con antelación

Las matrículas de los coches

Debemos tener en cuenta la edad de los niños, pero normalmente las matrículas de los coches son una muy buena excusa para practicar operaciones matemáticas. Si los niños ya saben sumar, un buen juego es pedirles que sumen los números de la matrícula del coche que va delante. Gana el que más rápido haga la suma. Si los niños son más mayores, el juego se puede complicar pidiéndoles que multipliquen los números.

Si los niños son todavía muy pequeños y no saben sumar, siempre es buena idea retarles simplemente a leer los números de las matrículas, identificar el número más alto, el más bajo, etc.

También se pueden repasar las letras que acompañan a los números y pedirles a los niños que formen palabras que empiecen con cada una de ellas.

Veo, veo

El “veo, veo” es un juego clásico que suele gustar a todas las edades. Consiste en elegir un objeto visible por todos y adivinarlo en el menor tiempo posible. Para los más pequeños, la pista puede ser el color del objeto, mientras que para los más mayores será la letra inicial del objeto. El niño que primero adivine cuál es el objeto será el encargado de iniciar de nuevo el juego.

Crear un cuento

Inventar y crear un cuento es una forma muy divertida de entretener a los más pequeños. El adulto debe comenzar un cuento con la frase “Érase una vez…” y cada miembro de la familia deberá ir añadiendo el escenario, los personajes, las situaciones, las distintas acciones del cuento, etc. Además de ser muy divertido, este juego les ayudará a fomentar su creatividad y la narrativa.

Cantar en el coche

A todos los niños les gusta la música y mucho más las canciones infantiles. En los momentos críticos en los que los más pequeños reclaman la atención de los adultos, una buena forma de distraerlos es cantándoles sus canciones infantiles favoritas.

Aprender educación vial con las señales de tráfico

Los viajes en coche son perfectos para enseñarle a un niño educación vial. Para poder jugar con las señales de tráfico, primero tenemos que explicarles de forma breve, clara y sencilla qué función tiene cada una de las señales verticales que nos solemos encontrar en la carretera: velocidad limitada, prohibido adelantar, fin de la prohibición de adelantar, la aproximación a una curva, la presencia de animales en la calzada, etc.

Una vez tengan claro el significado de las señales, puede comenzar el juego, que consiste en que los niños vayan atentos a la carretera para descubrir las señales y adivinar para qué sirven.

A la hora de jugar a todos estos juegos, debemos tener muy en cuenta que el conductor necesita estar 100% concentrado en la conducción y en la carretera, por lo que, posiblemente, no podrá jugar a la mayoría de estos juegos. Es fundamental explicarle a los más pequeños que tienen que estar sentados tranquilamente en su silla para que el conductor realice correctamente su tarea. Si los niños están incómodos o no dejan de llorar o quejarse, lo mejor es hacer una parada que les permita despejarse o correr un rato en el caso de que ya sepan caminar.

También »  Seat prepara la llegada del buque insignia