12 consejos para combatir el miedo a conducir de noche

La capacidad de reacción de los usuarios de la carretera depende en un 90% de la visión, una capacidad que se reduce considerablemente durante la noche

Marina Baranova » 10 de septiembre, 2020

Son muchas las personas que comienzan o terminan su jornada laboral conduciendo de noche, una situación que resulta bastante incómoda para un porcentaje de la población. Enfrentarse a la oscuridad de la noche provoca ciertas inseguridades al volante, ya que se debe realizar un mayor esfuerzo para ver mejor la carretera. Si a esto le sumamos unas condiciones meteorológicas adversas, las inseguridades de los conductores/as aumentan, puesto que se incrementa el riesgo de sufrir un accidente de tráfico.

A pesar de que la mayoría de accidentes de tráfico se producen de día, su gravedad es mayor si se producen de noche. Esto se debe a que la capacidad de reacción de los usuarios de la carretera depende en un 90% de la visión, una capacidad que se reduce considerablemente durante la noche. Por ello, a continuación te damos una serie de consejos que, según el Race, son de gran ayuda para combatir el miedo a conducir de noche:

  • En primer lugar, es imprescindible que compruebes que los sistemas de iluminación de tu vehículo funcionan correctamente. Si sueles conducir habitualmente en horas de poca visibilidad, es recomendable que equipes tu coche con tecnologías avanzadas de iluminación (faros inteligentes, xenón, LED o visión nocturna con infrarrojos) para sentirme más cómodo/a y para garantizar la máxima seguridad en la carretera.
  • Es clave un buen reglaje de los faros, ya que si están mal posicionados se observarán distintas anomalías en el alumbrado. En caso de emplear las luces de cruce, un mal reglaje puede provocar deslumbramientos a los coches que vienen de frente o incluso perdidas de visibilidad; mientras que con las luces de carretera, un mal reglaje puede provocar perdidas de alumbramiento en la carretera y perdidas de la distancia luminosa.
Es clave comprobar los sistemas de iluminación y realizar un buen reglaje de los faros
Es clave comprobar los sistemas de iluminación y realizar un buen reglaje de los faros
  • Debes ser respetuoso/a con el resto de conductores/as de las vías al emplear las luces de cruce, las de carretera y los antinieblas.
  • Es importante que enciendas el alumbrado de cruce al menos una hora antes de la puesta del sol.
  • Debes evitar conducir con la luz del habitáculo encendida, puesto que provoca un mayor contraste entre el interior y el exterior del vehículo, reduciendo considerablemente la visión.
  • Es también fundamental que realices un buen reglaje de los espejos retrovisores exteriores e interiores con tal de evitar el deslumbramiento. ¿Cómo debes hacerlo? Para colocar los retrovisores correctamente es imprescindible que tengas el coche en llano e inmovilizado. Una vez ajustados el asiento y el volante, puedes pasar a manipular los espejos. El retrovisor interior debes colocarlo de modo que obtengas la mejor visión a través de la luneta trasera del coche moviendo únicamente los ojos, es decir, sin desplazar la cabeza. A continuación, para regular los retrovisores exteriores debes orientar los espejos hasta que veas la calzada y el costado trasero del coche sin mover la cabeza.
  • La limpieza de los cristales de la luna trasera y el parabrisas es imprescindible, ya que ayuda a evitar reflejos molestos de noche.
La limpieza de los cristales es imprescindible para evitar reflejos molestos de noche
La limpieza de los cristales es imprescindible para evitar reflejos molestos de noche
  • Es fundamental que adaptes la velocidad a las condiciones de iluminación de la vía y aumentes la distancia de seguridad con respecto al vehículo de delante para obtener un mayor tiempo de reacción en caso de sufrir un percance.
  • Durante los desplazamientos nocturnos, es recomendable que circules por carreteras en buen estado y bien iluminadas, preferiblemente por autovías o autopistas.
  • La seguridad no depende únicamente del mantenimiento del vehículo; tu vista también es muy importante, por lo que es fundamental que te hagas controles periódicos anuales con un óptico – optometrista u oftalmólogo.
  • A la hora de embarcarte en un viaje nocturno, es aconsejable que estés descansado/a y que realices paradas de descanso cada hora u hora y media de trayecto. En caso de detectar cualquier síntoma de lagrimeo, fatiga ocular, picor de ojos o somnolencia, debes localizar un lugar seguro para detener el vehículo y descansar, antes de continuar con el viaje.
  • Para evitar los síntomas de sueño, lo mejor es que aumentes la frecuencia de vigilancia de los espejos, ventiles bien el habitáculo y escuches música que no te desconcentre de la conducción.
También »  Nuevos motores ECO de GLP para los SsangYong Tivoli y Korando