Laia Sanz: “No hay que ir a Arabia para ver machismo”

Laia Sanz cumple 10 años en el Dakar y llega a Arabia Saudí dispuesta a darlo todo para terminar lo más lejos posible

Laura López » 2 de enero, 2020

Laia Sanz ha logrado acabar hasta ahora sus nueve participaciones en el Rally Dakar. A lo largo de estos años, la piloto de Corbera las ha vivido de ‘todos los colores’ y su instinto le dice que también ahora debe prepararse para jornadas durísimas en un nuevo escenario, el desierto de Arabia Saudí. Afronta este nuevo reto a los mandos de una Gas Gas.

¿En qué ha cambiado Laia Sanz desde su primer Dakar?

Soy mayor, tengo algunas canas, mucha más experiencia, más cabeza… he mejorado a nivel físico, deportivo, en todos los sentidos, pero conservo la ilusión del primer día. Aún continúo notado ‘mariposas en el estómago’ cuando se acerca el día de arrancar.

¿Y qué recuerda de aquel primer día en su primer Dakar?

Que tenía muchas dudas, no sabía lo que me iba a encontrar, incluso una tontería como preparar la maleta era un problema… Ahora solo tengo que preocuparme de dar gas, mientras que en aquella época en noviembre aún estaba buscando patrocinadores. Aprendí mucho y por eso valoro más lo que tengo.

Una gran experiencia

¿De los nueve Dakar disputados con cuál se queda?

Todos han sido importantes. Probablemente con el de 2015, ya que conseguí el mejor resultado de una mujer en motos (9ª en la general absoluta), pero también aquella edición en la que rompí el motor y llegué con Miguel Puertas tirando de mi moto durante muchísimos kilómetros… o el año pasado, cuando después de un grave infección vírica que me tuvo tirada en el sofá tres meses estuve a punto de renunciar. Logré acabar 12ª, casi un milagro.

Laia Sanz sobre su nueva Gas Gas
Laia Sanz sobre su nueva Gas Gas

¿Ya está recuperada del todo?

Sí. Durante mi carrera he tenido bastante suerte con las lesiones. Sin embargo este último año me ha pasado de todo. La enfermedad me dejó tocada y costó muchos meses volver a entrenar a un nivel bueno.

¿Con la perspectiva del tiempo tiene más miedo a hacerse daño que cuando empezó?

Sí. Te haces mayor y el miedo viene con la edad. También por las experiencias vividas. Por el camino me he ido encontrando compañeros accidentados, algunos muy graves, y eso te hace pensar.

Nuevos desafíos

A sus 34 años ¿se plantea cuánto le queda en moto?

No lo pienso. Si surge una buena oportunidad de correr el Dakar en coche no lo dudaría, pero sé que ahora mismo está muy complicado, así que mientras me sienta con energía para ir en moto y me respeten las lesiones seguiré adelante.

Laia Sanz se ha preparado concienzudamente para el Dakar 2020

Hace un año en Perú usted decía que el Dakar necesitaba un cambio radical. ¿Qué pensó cuando se anunció el acuerdo por cinco años con Arabia Saudí?

Me sorprendió ir a un país así. Pensé ‘¿yo podré ir a correr?’… Solo hace dos años que las mujeres pueden conducir allí. Pero le intento ver la parte positiva. Siendo una mujer que compite contra hombres quizá puedo ayudar a cambiar la mentalidad. Y deportivamente creo que puede darnos mucho, estamos todos muy esperanzados con el recorrido

Pero ha tenido que firmar un código de comportamiento y vestimenta adecuados al país…

Se ha hecho mucho ruído pero al final creo que nos aislaremos bastante en el vivac y no pasará nada. No estoy preocupada. Echaré en falta la longaniza y el pantalón corto y mis mecánicos, la cervecita. Del machismo de Arabia se habla mucho, pero no hay que ir tan lejos para eso. Aquí estamos mejor, obviamente, se han dado pasos adelante muy importantes, pero yo he vivido situaciones machistas. Ahora los pilotos me respetan. En los últimos 6 años he terminado entre los 16 primeros y han visto que soy competitiva y que no voy a hacer bulto… Arabia tiene ganas de abrirse al turismo, aunque hay que respetar sus normas. Las dos partes debemos adaptarnos.

También »  Nagashima: "Me acuerdo mucho de Shoya"