Así será MotoGP en la era del Covid-19

Sport.es » 22 de mayo, 2020

El doctor Ángel Charte, director médico de MotoGP, ha desvelado en el portal especializado Motorsport.com las restrictivas medidas que planean aplicar los responsables del campeonato cuando los pilotos vuelvan a la acción, previsiblemente a partir del 19 de julio en el circuito de Jerez.

Dorna, la Junta de Andalucía y el circuito de Jerez sellaron el 7 de mayo un acuerdo para organizar las dos primeras carreras de un Mundial que tendrá formato reducido y muchas medidas de seguridad en plena pandemia, aunque que el pacto salga adelante tendrán que tener la autorización del ministerio de Sanidad español.

Trabajando sobre la hipótesis de que MotoGP pueda regresar en julio, los servicios médicos del Mundial pretenden hacer un seguimiento individualizado de cada miembro del paddock. El hecho de que las carreras se lleven a cabo a puerta cerrada, que los equipos se vean obligados a reducir al máximo su personal y que la prensa no pueda seguir las carreras, sitúa la cifra de personas que podrán acceder a los circuitos en unas 1.200.

“El protocolo aún se esta definiendo entre Dorna, la FIM, los fabricantes, los equipos y los circuitos. Creemos que será muy estricto porque ante una coyuntura así no podemos tomar el menor riesgo. Hemos establecido unas normas que deberán ser respetadas a rajatabla por todo aquel que viaje. Quien se las salte será severamente penalizado”, explica en motorsport.com el doctor Charte.

“Me sabe mal porque la mayoría sale de un confinamiento largo, pero el entorno que se va a encontrar en el paddock, sobre todo en los primeros eventos, puede que sea incluso más restrictivo. Básicamente porque iremos a países que, esperemos, estén en fases de desconfinamiento más avanzadas”, añade el doctor.

Al margen de tener que presentar un prueba PCR hecha cuatro días antes de viajar y de otros tests que se realizarán regularmente en el circuito, se hará un seguimiento individualizado de todos los miembros del paddock. “La idea es que cada mañana se reciban ciertos parámetros clínicos de cada persona, que nos ayudarán a detectar posibles positivos por COVID-19”, cuenta Charte, que espera poder monitorizar al detalle los pasos dados por cualquiera que se haya podido contagiar.

“Todo estará muy sectorizado, de modo que nos tiene que ser muy fácil seguir el rastro en caso de que haya un positivo. Los movimientos de las personas estarán mucho más limitados que normalmente. Además, también hay un protocolo específico para comisarios y médicos”, añade Charte, cuyo grupo se coordinará con el departamento médico de cada circuito que visite MotoGP.

También »  Sainz: "La F1 ha encontrado una solución coherente, necesitamos competir"