Alberto Puig: “Sería un gran vacío y una gran desilusión no correr en Jerez”


sport.es » 26 de marzo, 2020

Alberto Puig, director deportivo del equipo de MotoGP Repsol Honda, confesó en una entrevista a la agencia EFE la “desilusión” que le provocaría una cancelación del GP de España, que se disputa en Jerez debido a la pandemia de coronavirus.

“Para mí, personalmente, como Alberto Puig, sería un gran vacío y una gran desilusión que no hubiera carrera en Jerez, pero lo que también tengo claro es que si no se puede, porque no se puede, la decisión tomada, que la tomará Dorna, será la correcta siempre”, afirmó Puig.

“Yo sólo he ganado un gran premio en mi vida y ha sido en Jerez. Si alguna carrera amo es la carrera de Jerez, el Gran Premio de España, y no estar en ese gran premio sería súper triste, pero a día de hoy, viendo la situación, yo no me atrevo a decir nada porque veo que ‘esto’ de momento, no se está parando”, añadió.

El coronavirus está frustrando a muchas competiciones, entre ellas MotoGP, y el director deportivo del equipo japonés ha exteriorizado esa “rabia” sobre el asunto.

“Qué quieres que te diga, es muy peliagudo porque si te dijera lo que pienso sería un desastre”, comentó entre risas. “Lo único que espero es que cuanto antes se pare todo esto, esta barbarie de muertos e infectados, será lo mejor, y espero que el gobierno, de una vez por todas, reaccione de una buena manera, con contundencia y con claridad de ideas”, señaló más seriamente.

También ha querido agradecer a Dorna por la preocupación que ha mostrado ante tal situación. “En el momento en el que vieron que todo esto era complicado de verdad, suspendieron la actividad y se preocuparon por el colectivo de MotoGP y en particular de sus pilotos”, reconoció el director deportivo de Repsol Honda.

Centrándose ya en temas deportivos, Puig se pronunció sobre la vuelta de Jorge Lorenzo con Yamaha, su ex equipo antes de llegar a la escudería japonesa de Honda.

“Las dos partes lo probamos pero la vida no es lo que uno quiere, al final no salió bien. De la misma manera, se podría decir que la interrupción del contrato fue amistosa, yo diría que amigable, en la que las dos partes entendieron que una parte no quería seguir y la otra no le iba a forzar si no estaba a gusto”, afirmó acerca del contrato que tuvo el mallorquín con Honda.

“A partir de ahí, que fue el final, lo bueno que tiene la vida es que cada uno puede y debe hacer lo que quiera y si él ha escogido ese camino será porque probablemente todavía se ‘quedó con algo’ dentro, y esa es una moto que conoce, que le gusta, y él habrá valorado si lo puede hacer o no”, señaló Puig.

Este año, si todo va bien, se disputará el mundial con dos hermanos corriendo en el mismo equipo: Marc Márquez y Àlex Márquez con Repsol Honda. A pesar de no desear nadie de ellos que llegara un parón como este, Puig admite que le ha beneficiado al mayor debido a su lesión en el hombro.

“Esta monstruosidad -la pandemia del coronavirus- no la quiere Marc ni la quiere nadie, hubiéramos preferido comenzar el campeonato con las condiciones que tenía en ese momento”.

“Que nadie se piense que Márquez se hubiera paseado en Catar, eso es importante que quede claro. El domingo por la noche hubiera estado en el grupo, con muchísimo sufrimiento, con muchísimas dificultades, con muchísimo dolor, pero Marc Márquez hubiera estado por la noche peleando por la victoria en Catar”, aseguró en la entrevista.

Por otro lado, Àlex Márquez quiso defender el inicio de temporada del pequeño cervariense, ya que necesita tiempo para adaptarse a la categoría reina.

“Es una situación difícil ya simplemente por la categoría. MotoGP es una categoría súper exigente, la moto es una barbaridad y se podría decir que los rivales, casi todos ellos, son grandísimos pilotos. La moto y la categoría son muy físicas y está haciendo lo que tiene que hacer, siguiendo su proceso normal. Lógicamente le costó en Malasia, le costó en Catar, con las típicas agujetas, dolor y cansancio con esos momentos en que buscas el tiempo y no te sale y tienes que parar, pero eso es normal en un primer año de un piloto que se mete en una moto de estas y además con una moto como la nuestra, que todos sabemos que es potente, exigente y que la tienes que pilotar con fuerza”.

También »  Fabio Quartararo: el 'diablo' resiste encerrado