Nuevo Volvo S60 2019, otra forma de entender la conducción

El nuevo Sedán premium deportivo completa la serie S60, ofrece un gran equipamiento con una gran conectividad, y genera una gran confianza entre sus ocupantes

Raúl Rodríguez / Doménech | Jerez de la Frontera » 21 de mayo, 2019

En un mercado en donde las berlinas cada vez pierden más terreno, Volvo da un golpe sobre la mesa con el lanzamiento del S60, un vehículo que completa la serie 60 tras el SUV XC60 y el familiar V60 y que sorprende a propios y extraños, con una línea con un marcado carácter dinámico y, por supuesto, muchísima deportividad.

Son muchos los detalles que destacan del exterior del Volvo S60 cuando se le echa un primer vistazo. La mitología nórdica deja su huella en la firma lumínica con el martillo de Thor, con unas luces LED que le dan al frontal un carácter especial, todo ello conjuntado en una gran parrilla delantera. El resultado es un frontal agresivo, dinámico y que gusta cuando se mira por primera vez.

Nuevo Volvo S60 2019 con el acabado R-Design

Los marcados nervios laterales acentúan su lado más deportivo. Sus 4,76 metros de largo no son obstáculo para lograr unas buenas sensaciones en la conducción. Otro aspecto destacado es su distancia entre ejes, 2872 mm, lo que permite que los pasajeros dispongan de un gran espacio para que los viajes se hagan de la forma más cómoda posible.

Nuevo Volvo S60 2019 con el acabado deportivo R-Design

En la zaga destaca la salida de los escapes, con un marco cromado bajo un faldón con una defensa que aporta una dosis de deportividad que engancha. La firma lumínica trasera también marca estilo y es fácilmente identificable cuando se circula por la carretera. El portón permite acceso a un buen maletero que, con una capacidad de 442 litros, está en la media de su segmento.

Nuevo Volvo S60 2019 con el acabado Inscription

Interiormente el nuevo Volvo S60 es muy cómodo y, una vez más resalta su diseño escandinavo. Cuando te pones a los mando del volante es muy fácil hacerte al vehículo. El asiento se ajusta perfectamente al cuerpo, lo que permite una conducción cómoda. Toda la botonería está al alcance de la mano, lo que evita distracciones en la conducción. La pantalla de doce pulgadas alberga toda la información y un navegador que hacer fácil la conducción.

Interior del nuevo Volvo S60 2019 con el acabado R-Design

Adiós al diésel

El nuevo S60 es el primero en no ofrecer motores diésel. Para ello cuenta con tres alternativas de gasolina; una de 190 cv (T4), otra de 250 cv (T5) y una versión Híbrida Enchufable con 303+87 cv. Todas ellas con caja automática y equipadas con levas al volante.

Una vez en marcha, el nuevo Volvo S60 seduce rápidamente. La respuesta es ágil y rápida, generando confianza permitiendo disfrutar al volante. Además, las levas incitan a jugar con una caja rápida y que se ajusta perfectamente. Incluye una gran cantidad de asistentes a la conducción, que incrementa la sensación de seguridad.

La respuesta de la dirección varía automáticamente en función de la velocidad y el tacto del volante es muy agradable (puede contar opcionalmente con levas para el cambio de marchas). El nuevo S60 destaca por su suavidad de marcha, un aspecto fundamental a tener en cuenta en este tipo de modelos en los que prima el confort por encima de cualquier otra particularidad.
Como es habitual, cuenta con los últimos avances de seguridad de la marca, y como novedad mundial ofrece el sistema automático de frenado con vehículos de carril contrario, el cual frena automáticamente en caso de que sus radares de proximidad detecten una posible colisión entre el propio vehículo y otro que se encuentre en ese momento circulando por el carril contrario.

Hay dos acabados, Inscription y el más deportivo, el R-Design, y los precios parten de los 43.450 euros hasta los 61.425 euros del híbrido enchufable de 390 cv.

También »  Puedes tener el Toyota Aygo x-cite por sólo 105 euros al mes