Nuevo Volkswagen T-Cross 2019, en modo multifunción

El nuevo SUV de Volkswagen completa su gama más urbana con mucho estilo y polivalencia, un vehículo muy 'chic' que se fabrica en España para más de 40 países

Fran Fernández García | Pamplona » 31 de mayo, 2019

Después de un crecimiento del 35%, el segmento ‘SUV’ acapara casi la mitad del mercado total de vehículos. Por ello, las marcas están ajustando sus nuevos productos a este escenario y Volkswagen no podía ser menos. Con la llegada del T-Cross, el fabricante puede presumir de estar presente en todas las categorías del segmento de moda, una gama que fue completando hace poco con el T-Roc -un poco más grande que nuestro protagonista, pues deriva del Golf– y los Tiguan y Touareg, ya de mayor tamaño.

Nuevo Volkswagen T-Cross 2019

Formato ideal

El nuevo Volkswagen T-Cross tiene una interesante longitud de 4,11 metros, se basa en el Polo y aporta sobre este un acceso algo más cómodo al ser 10 centímetros más alto. Esto le permite ofrecer una posición al volante más elevada, al tiempo que cumple con nota con la estética más demandada del momento, a la que suma una solidez que recuerda a la del lujoso Touareg.

Nuevo Volkswagen T-Cross 2019

Llamativo dentro del tráfico urbano, donde hace valer su tamaño y agilidad, el T-Cross sorprende además por su bien aprovechado interior. No en vano es uno de los más espaciosos de su categoría, acogiendo con comodidad a todos sus ocupantes, incluidos los de atrás -algo no muy habitual en sus competidores- y rematando su habitáculo con un maletero más propio de un compacto: 385 litros en el peor de los casos, porque la bancada trasera se desliza longitudinalmente 14 centímetros –455 litros si la adelantamos al máximo-.

El nuevo Volkswagen T-Cross 2019 ofrece un maletero con 385 o 455 litros de capacidad

Por lo demás, delante encontramos un diseño muy funcional, aunque no exento de atractivo. Hay plásticos de tacto duro pero están bien tratados y el conjunto tiene una vista agradable y fresca. La pantalla del sistema multimedia de 8 pulgadas aparece bien integrada en el salpicadero y se puede completar con otra para el tablero de instrumentos, muy visual y poco frecuente entre los de su clase, de serie en el acabado más completo. Otra opción interesante es que el interior se puede personalizar con varios detalles gracias a unos paquetes disponibles.

Interior del nuevo Volkswagen T-Cross 2019

Motores a la última

Volkswagen ha dotado a su nueva criatura de modernos y eficientes propulsores. Desde el inicio de su comercialización, el T-Cross se vende con dos bloques de gasolina -los 1.0 TSI de 95 y 115 CV– y un diésel –1.6 TDI de 95 CV-. Los dos primeros usan la arquitectura de tres cilindros y un litro de cubicaje, mientras que el de gasóleo de 1.6 litros funciona con cuatro cilindros. No está previsto que incorpore la tracción total y las cajas de cambios que se asocian son manuales de cinco y seis relaciones y el más potente tiene en opción un cambio automático DSG de siete velocidades. El refinamiento de estas mecánicas incide, entre otras cosas, en el consumo homologado: en ningún caso se superan los cinco litros de media, con unas emisiones de CO2 por kilómetro siempre por debajo de 112 gr.

Nuevo Volkswagen T-Cross 2019

Completo desde el nivel de base

La gama se articula en torno a tres niveles –Edition, Advance y Sport-, contando de serie y desde la versión de acceso con elementos como la frenada de emergencia con detección de peatones, el asistente de mantenimiento de carril, el chivato de vehículos en los ángulos muertos, el detector de fatiga, el aire acondicionado o el sistema multimedia con pantalla de 8 pulgadas.

Nuevo Volkswagen T-Cross 2019

Al subir de acabado aparecen el climatizador doble, las llantas de 17 pulgadas, los proyectores de LED para todas las funciones, los modos de conducción, el programador de velocidad activo, el panel de instrumentos con pantalla digital o la cámara de visión trasera, entre muchos otros. A este listado se le pueden añadir varios paquetes que lo visten con más accesorios, tanto estéticos como de dotación, destacando el R-Line, que suma un ramillete de aditamentos para acentuar la deportividad del vehículo.

Los precios del nuevo Volkswagen T-Cross parten desde los 19.000 euros con el motor de gasolina 1.0 TSI de 95 cv; el del mismo combustible con potencia de 115 cv cuesta desde 21.300 euros y el diésel parte desde los 21.800 euros.

Nuevo Volkswagen T-Cross 2019

Fabricado en la planta de Landaben, Navarra

El nuevo T-Cross ha supuesto un hito importante en la historia de la factoría de Volkswagen en Navarra. La planta, que tiene más de 50 años y 8,5 millones de vehículos fabricados, suma un segundo modelo al Polo, un coche que lleva haciendo con éxito desde 1984.

El nuevo T-Cross 2019 se fabrica en la planta de Volkswagen en Navarra

Para el nuevo T-Cross ha recibido una inversión de 1.000 millones de euros, además de aumentar la plantilla un 10%. Muy avanzada en cuanto a tecnología y calidad, de sus líneas de producción salen más de 1.400 coches cada día gracias a sus tres turnos de trabajo, lo que la ha convertido en una de las fábricas de Volkswagen referentes a nivel mundial para los modelos Polo y T-Cross.

También »  Lío con las etiquetas de la DGT: algunos coches híbridos contaminan más que un diésel o gasolina