Nuevo Volkswagen e-Bulli: un clásico de 1966 con un motor eléctrico de 2020

La nueva tecnología de propulsión del e-Bulli se compone de los últimos módulos de Volkswagen para coches eléctricos

Marina Baranova » 25 de marzo, 2020

Volkswagen Vehículos Comerciales presenta el nuevo e-Bulli, un vehículo 100% eléctrico equipado con los componentes del sistema de propulsión de los últimos vehículos eléctricos de la firma alemana e inspirado en el T1 Samba Bus producido en 1966 y restaurado a conciencia. Volkswagen ha querido lanzar un mensaje a los fans del Bulli, y es que este modelo que combina a la perfección un clásico de alta gama con un eléctrico de alta tecnología, estará disponible para la venta.

El desarrollo de este increíble modelo comenzó con la idea de transformar un histórico Bulli en un vehículo con un sistema de propulsión que no generase emisiones en la carretera. Para ello, los ingenieros y diseñadores de Volkswagen Vehículos Comerciales trabajaron junto con los expertos en sistema de propulsión de Volkswagen Group Components y la compañía eClassics, especializada en la conversión de vehículos de combustión en vehículos eléctricos.

Este gran equipo escogió el T1 Samba Bus producido en Hanover en 1966 como base para el futuro e-Bulli, ya que desde que arrancó el proyecto tenían una cosa muy clara: el e-Bulli sería un T1 que emplease los últimos componentes de los sistemas de propulsión eléctrica del Grupo Volkswagen.

Cambios en el diseño exterior e interior

La firma alemana ha creado un nuevo concepto interior elegante y vanguardista para el e-Bulli. Este nuevo look y las soluciones técnicas correspondientes han sido desarrolladas por el centro de diseño de Volkswagen Vehículos Comerciales en colaboración con Volkswagen Vehículos Comerciales Vintage Vehicles y el departamento de Comunicación.

Los diseñadores han modernizado el exterior de este mítico vehículo con mucha sensibilidad y tacto, incluyendo los acabados de pintura de dos tonos “Naranja Metálico Energético” y “Metálico Matte Arena Dorada”. Asimismo, se han incluido unos nuevos faros delanteros LED redondos, que incluyen las luces diurnas.

El nuevo Volkswagen e-Bulli
El nuevo Volkswagen e-Bulli | Foto: Volkswagen

No obstante, los diseñadores han repensado gran parte del interior del e-Bulli, aunque sin perder ni un segundo de vista el concepto original. Entre sus nuevos elementos destacan: los asientos, que también vienen en dos colores (Saint Tropez y Naranja Saffrano); la palanca de cambios de la transmisión automática, situada entre el conductor y el asiento del acompañante; el botón start/stop del motor eléctrico, que aparece integrado en la consola; el recubrimiento del suelo con madera sólida, que imita el aspecto de la cubierta de un barco; y el gran techo panorámico retráctil.

La cabina también se ha modernizado. El nuevo velocímetro inspirado en el original cuenta con una pantalla de dos dígitos que crea un vínculo con la era moderna. Esta pantalla que integra el velocímetro analógico ofrece diversa información al conductor, incluyendo la autonomía. Por otro lado, la gran tablet que está integrada en la consola del techo ofrece una gran cantidad de información. Además, a través de “We Connect”, el conductor puede acceder mediante una app o a través de un PC a información online sobre el vehículo, como por ejemplo el tiempo de carga restante, los kilómetros recorridos, los tiempos de desplazamiento, el consumo de energía y la recuperación.

El interior del nuevo Volkswagen e-Bulli
El interior del nuevo Volkswagen e-Bulli | Foto: Volkswagen

El sistema de propulsión eléctrico

El nuevo e-Bulli sustituye el motor bóxer de cuatro cilindros de 44 caballos de potencia (32 kW) por el silencioso motor eléctrico Volkswagen que entrega una potencia de 81 caballos (61 kW) y 212 Nm de par motor máximo. El motor eléctrico es prácticamente dos veces más potente que el bóxer y proporciona dos veces más fuerza que el motor T1 original de 1966. De este modo, el e-Bulli alcanza una velocidad punta de 130 kilómetros por hora.

En cuanto a la transmisión, funciona mediante una caja de cambios de 1 velocidad y los selectores de la transmisión automática (P, R, N, D, B) están situados junto a la palanca (ubicada entre el conductor y el asiento del copiloto).

El suministro de energía del motor eléctrico viene de una batería de iones de litio, con una capacidad de energía utilizable de 45 kWh. Además, un sistema de electrónica de potencia situado en la parte trasera del vehículo controla los flujos de energía de alta tensión entre el motor eléctrico y la batería y, en el proceso, convierte la corriente continua (DC) almacenada en corriente alterna (AC). Asimismo, la electrónica de a bordo funciona con los 12 V de energía suministrados por un convertidor DC/DC.

El nuevo Volkswagen e-Bulli es 100% eléctrico
El nuevo Volkswagen e-Bulli es 100% eléctrico | Foto: Volkswagen

La batería del nuevo e-Bulli se carga mediante un enchufe de sistema de carga combinada (CCS), que permite cargar el vehículo con corriente alterna o continua. Si se carga con corriente alterna, se necesita un cargador AC con una potencia de carga de entre 2,3 y 22 kW, mientras que si se carga con corriente continua, el enchufe CCS del e-Bulli permite cargar la batería al 80% en 40 minutos. La autonomía del vehículo con una batería totalmente cargada es de más de 200 kilómetros.

Para todos aquellos usuarios que quieran cumplir su sueño de tener un T1 sin emisiones en eClassics, la compañía ofrecerá la conversión del T1, completa con ejes delantero y trasero rediseñados, a partir de 64.900 euros. Además, eClassics también ofrecerá las conversiones de los T2 y T3.

También »  El Hyundai Elevate Walking Car redefine la percepción sobre la libre movilidad