El nuevo Skoda Superb 2019 llega con un diseño más exquisito

La actualización de la berlina del fabricante checo llega con mucho más espacio interior para la vida diaria

Raúl Rodríguez | Bratislava, Eslovaquia » 9 de agosto, 2019

Más prestaciones tecnológicas y un diseño de interior todavía más sofisticado son los principales cambios en la última revisión de su icónica berlina, el Superb. Por primera vez viene equipado con faros Matrix Full Led. Diversos nuevos sistemas de asistencia también debutan, como el Control de Crucero Predictivo.

El nuevo Skoda Superb ha crecido 8 milímetros con respecto a su predecesor
El nuevo Skoda Superb ha crecido 8 milímetros con respecto a su predecesor | Foto: Skoda

Ahora, el Superb también viene equipado con Side Assist, que funciona a una distancia de hasta 70 metros. Además del híbrido enchufable, hay tres motores diésel y tres de gasolina con potencias que van desde los 120 caballos hasta los 272 caballos.

El nuevo Skoda Superb
El nuevo Skoda Superb | Foto: Skoda

Gracias a un nuevo parachoques delantero, ha crecido 8 milímetros, hasta alcanzar los 4.869 milímetros. La distancia entre ejes, el ancho y la altura siguen siendo los mismos. En el interior, los detalles cromados, las nuevas tapicerías de los asientos y las costuras de colores contrastantes ofrecen nuevos detalles. Dispone de una cantidad extremadamente generosa de espacio interior y una capacidad de maletero con una capacidad de 625 litros.

El maletero del Skoda Superb tiene una capacidad de 625 litros
El maletero del Skoda Superb tiene una capacidad de 625 litros | Foto: Skoda

Con el lanzamiento del Suberb Scout, la marca checa añade un nuevo modelo tope de gama a su familia de robustos coches off-road. Combina la generosa cantidad de espacio ofrecida por el Combi, con las virtudes y el estilo de un aventurero off-road, aunque la longitud y la anchura son las mismas.

El nuevo Skoda Superb Scout 2019
El nuevo Skoda Superb Scout 2019 | Foto: Skoda

El Skoda Superb Scout se mueve a la perfección en terrenos difíciles gracias a la tracción total y al paquete “Rough-Road”, que viene de serie y proporciona protección de bajos, tanto para el motor como para el chasis durante la conducción en terreno agreste, y aumenta la distancia hasta el suelo en 15 milímetros. Todo ello complementado con un modo Off-Road adicional para el Selector de Modo de Conducción.

Está disponible con el motor diésel 2.0 TDI de 190 cv de potencia, mientras que el motor de gasolina 2.0 TSI entrega 272 cv y tiene un par motor máximo de 350 Nm. Además de la tracción total, viene también con transmisión DSG de 7 velocidades. Motorizaciones de altas prestaciones que cumplen todas las exigentes normativas de emisiones.

También »  Aparece abandonado en EEUU el primer coche eléctrico