Skoda Octavia 2020: “Simply Premium”

El nuevo Skoda Octavia 2020 combina la filosofía de funcionalidad «simply Clever» de la firma checa con un lujo y sofisticación nunca antes vistos en sus 60 exitosos años de historia

Edgar Vivó | Praga (República Checa) » 14 de noviembre, 2019

Skoda ha dado un golpe encima de la mesa con la cuarta generación del incombustible Octavia. Esta berlina ya no se percibe como un producto de «precio», sino que es suficientemente emocional y sofisticada como para que este argumento quede por detrás del diseño, la tecnología o las prestaciones a la hora de plantear su adquisición.

Y es que la marca checa ha querido aprovechar el 60 aniversario de este modelo –el más vendido en toda su historia con más de 6,5 millones de unidades– para producir el mejor Octavia de todos los tiempos; algo que las marcas suelen decir en cada lanzamiento, pero que en este caso parece una realidad.

Maletero del Skoda Octavia Combi 2020

Para empezar, crece en todos los sentidos. Con una longitud de 4.689 mm, la carrocería «Berlina» es 19 mm más larga que en la tercera generación, mientras que la «Combi» crece 22 mm. La anchura también se ha incrementado en 15 mm. Y por lo que respecta a la capacidad del maletero, en Combi sigue siendo el referente del segmento con 640 litros – 30 más que su predecesor–, mientras que la Berlina cubica 600 litros –10 más que la generación anterior–.

INTERIOR DEL SKODA OCTAVIA 2020

El interior del nuevo Octavia 2020 no hace más que confirmar la apuesta del exterior, con un habitáculo que transmite calidad desde el primer momento: los materiales son en su mayoría blandos al tacto y atractivos a la vista, el diseño es moderno y minimalista, la digitalización abundante con grandes pantallas en salpicadero e instrumentación de hasta 10,25 pulgadas, y la disposición de los elementos lógica y ergonómica. Nos llamó especialmente la atención el volante de dos radios con multitud de mandos, en combinación con los controles por comandos de voz.

Ese ambiente «premium» que se respira al entrar en el nuevo Octavia 2020 se confirma tras conocer el gran equipamiento que puede albergar, más allá de lo que ya ofrecen sus tres generosos niveles de acabado: Active, Ambition y Style. Entre otros elementos, destacan opcionales de auténtico lujo como los asientos refrigerados y con función masaje –por primera vez disponibles en un Skoda–, Head-Up Display, sistema de Climatronic trizona, tecnología “shift-by-wire” faros delanteros Matrix full LED para una iluminación perfecta, o los faros traseros full LED con elementos cristalinos, entre muchos otros.

Interior del Skoda Octavia 2020

Otros aspectos fundamentales hoy día en un vehículo son la conectividad y el infoentretenimiento, y la nueva berlina checa no se queda atrás en estos apartados. Ofrece hasta cuatro sistemas multimedia de la última generación, con control gestual o de voz a través del Laura Skoda Digital Assistant, hasta cinco puertos USB-C, Phone Box para una recarga inalámbrica, o el sistema de sonido Canton, entre otras opciones.

MUCHAS OPCIONES MECÁNICAS

En el interior nos llamó mucho la atención la ausencia de palanca de cambios, y es que el Octavia es primer Skoda en usar tecnología de cambio de marchas electrónico para operar su transmisión DSG, que comunica qué marcha ha sido seleccionada de forma electrónica. Por ello, en vez de la típica palanca, se emplea un módulo de control con un pequeño interruptor para seleccionar los modos de conducción, así como un botón para el modo de estacionamiento.

Y ya que nos hemos metido en el apartado técnico, hay que hablar de las múltiples opciones mecánicas que brinda este Octavia de cuarta generación: gasolina, diésel, GNC, híbrida ligera e híbrida enchufable. Esta última, bajo el nombre iV, es la más novedosa y consta de un motor gasolina de 1.4 litros y 156 cv, junto con un propulsor eléctrico de 102 cv, alimentado con una batería de iones de litio de 13 kWh, que eleva la potencia del conjunto hasta los 204 cv y permite recorrer hasta 55 kilómetros en modo 100% eléctrico.

Skoda Octavia 2020 híbrido enchufable

La versión bifuel G-TEC de gas, se basa en el motor 1.5 TSI EVO y entrega 130 cv para lograr una eficiencia extraordinaria.

En opción gasolina se ofrece el 1.0 TSI EVO de 110 cv y el 1.5 TSI EVO de 150 cv, ambos con posibilidad de microhibridación y cambio automático DSG para disponer de la etiqueta ECO de la DGT. El tope de gama es el 2.0 TSI de 190 cv con cambio DSG y tracción total.

Finalmente, en diésel, se comercializará el bloque 2.0 TDI con potencias de 116, 150 y 200 cv, con opciones automáticas y 4×4 según versiones.

Skoda no ha desvelado por el momento precios definitivos ni fecha de comercialización, pero si avanzó en la presentación que «tendrá los costes de propiedad más bajos de su clase». De este modo se mantiene la filosofía de coherencia de la marca checa, que siempre lanza productos de calidad pero muy asequibles.

También »  Si te ha multado este radar, la DGT te retirará la sanción