La historia del león de Peugeot, el logo más antiguo de la automoción

El logotipo de Peugeot apareció por primera vez en 1850, pero fue ocho años después cuando Émile Peugeot registró el león en el Conservatorio Imperial de Artes y Oficios de Francia

Marina Baranova » 30 de marzo, 2020
La evolución del emblema de Peugeot a lo largo de la historia
La evolución del emblema de Peugeot a lo largo de la historia | Foto: Peugeot

A finales de los años cuarenta del S. XIX, las empresas Peugeot estaban en pleno desarrollo, por lo que cada año añadían nuevos productos en sus distintas divisiones. Esta primera fase de la compañía como sociedad anónima destacó por la producción de sierras, cuchillas y herramientas, y fue en aquella época cuando se asignó al orfebre Justin Blazer el diseño de un logotipo que unificase todas las divisiones de Peugeot. La necesidad de disponer de un logotipo que apareciese en los productos de la marca, hizo de esta necesidad el requisito imprescindible para encargar a este artesano tan importante tarea.

Tras varios intentos, el símbolo del león apareció por primera vez en 1847, aunque no se aplicó hasta tres años más tarde, en la hoja de una sierra Peugeot. Este animal fue elegido porque representaba las tres características principales de los productos de la compañía: la flexibilidad de la columna vertebral del león, que se compara con la cuchilla; el golpe del animal, que se compara con la velocidad de la cuchilla; y los dientes afilados del león, que representan la resistencia de los productos.

Este nuevo logo tenía una doble intención muy clara: crear una marca que certificase su producción y que además pudiese ser identificada por esa parte de la población que aún no sabía leer y escribir. En 1872 este logotipo ya aparecía en todas las herramientas de Peugeot y, posteriormente, se fue implantando en otros productos de la marca como molinillos (1881), bicicletas (1882) y motos (1898).

Es muy curioso el hecho de que el primer automóvil fabricado por la marca en 1889, el Type 2, no lució el logo del león en su frontal. Se tuvo que esperar hasta el año 1905 para ver esta circunstancia, utilizando un logotipo del león sobre una flecha. No obstante, en 1923, los escultores Marx y Baudichon fueron más allá y siguiendo los patrones artísticos de la época transformaron el león, que pasó a ser tridimensional y a funcionar como tapón para el radiador de los Peugeot. Cabe destacar que se diseñaron dos versiones: el león dispuesto a saltar y el león rugiendo.

El logo del león sobre una flecha
El logo del león sobre una flecha | Foto: Peugeot

En los años 30, la firma francesa adoptó una estética más aristocrática, símbolo del desarrollo industrial como elemento diferenciador entre clases sociales. En esa época, la cabeza del león con las fauces abiertas coronó la calandra de modelos legendarios como los Peugeot 301, 401 y 601. En los años 40, Peugeot continuó empleando el mismo emblema, aunque con un aspecto más estilizado.

El logo del león con las fauces abiertas
El logo del león con las fauces abiertas | Foto: Peugeot

En el año 1948, el logotipo de la marca adoptó un estilo heráldico y, por primera vez, mostró el león apoyado sobre sus dos patas. Asimismo, en esta época el emblema se pudo ver por primera vez en el volante, en modelos como el Peugeot 203 (el bisabuelo del 208). Estas características se mantuvieron hasta los años 60, cuando se volvió a modificar.

El logotipo del león con estilo heráldico
El logotipo del león con estilo heráldico | Foto: Peugeot

Con la llegada del Peugeot 404, salió a la luz un nuevo logo del león más imponente y con las crines al viento. En un contexto de libertad cultural en casi toda Europa marcado por el movimiento hippie, apareció la inscripción de Peugeot junto al león en tonos dorados.

En 1955 apareció la inscripción Peugeot junto a león
En 1955 apareció la inscripción Peugeot junto a león | Foto: Peugeot

Posteriormente, en 1968, con el lanzamiento de la gran berlina de la marca, el Peugeot 504, el león que se conocía hasta el momento cambió por completo. Fue un período de trazos más minimalistas y depurados que desembocaron en lo que se conoció como el “león de alambre“, una figura delineada que, desde 1975, lideró los frontales de modelos como los Peugeot 604, 306 y 205.

El "león de alambre"
El “león de alambre” | Foto: Peugeot

Las siguientes actualizaciones del logotipo de Peugeot tuvieron lugar en 1998 y 2010, épocas en las que se fueron redondeando y limpiando las líneas, y creando formas y texturas con relieves metálicos.

Actualmente, 170 años más tarde, el león de Peugeot representa el orgullo de una marca con una historia de 210 años. La última evolución de su logotipo, para las versiones 100% eléctricas de los nuevos 208 y 2008, cuenta con una versión dicroica del león situado en la calandra, que hace que éste cambie de color en función de cómo le dé la luz y del ángulo de visión.

También »  ¿Sabes por qué los Fórmula 1 no llevan parabrisas?