El Mitsubishi Eclipse Cross vende más de 80.000 unidades en su primer año

Para 2019, la gama Eclipse Cross presenta distintas novedades: un nuevo motor diésel, nuevas llantas de aleación y un color adicional para la carrocería

C. B. » 28 de enero, 2019

Tras el lanzamiento de sus modelos ASX y Outlander, Mitsubishi Motors introdujo en el mercado, hace aproximadamente un año, un nuevo pilar dentro de su gama SUV, el nuevo Eclipse Cross, un coche que encajó perfectamente en el competitivo sector del todoterreno medio.

Después de un año expuesto en el mercado, el nuevo Eclipse Cross ha superado las 80.000 ventas globales, y de todas las regiones del mundo, Europa ha representado el 40% de ese total, lo que significa que se posiciona como el sector de mayor demanda de este modelo. Su atractivo y elegante diseño ha sido uno de sus principales argumentos de ventas, llegando a vender en España más de 2.500 unidades.

En palabras de Yuichiro Hayashi, responsable de producto de la marca: “El Eclipse Cross ofrece algo realmente diferente en el sector de los SUV compactos. Su estilo coupé se combina con la funcionalidad SUV y la experiencia de conducción de Mitsubishi para crear un automóvil con estilo, robusto y brillante para conducir. Su éxito global es una prueba de que el concepto se ha consolidado entre los clientes de todo el mundo”.

Además de su éxito obtenido en ventas, el Eclipse Cross recibió el premio a “Vehículo RJC del Año 2019” por la Confederación de Periodistas e Investigadores del sector automotriz de Japón (RJC), un galardón otorgado por un jurado experto que elige al ganador entre todos los modelos lanzados en el mercado japonés.

Con el inicio del 2019, la gama Eclipse Cross presenta distintas novedades para hacer todavía más llamativa su oferta:

  • Nuevo color Azul Sport para la carrocería, igual que el de la gama ASX.
  • Nuevo motor diésel de 148 caballos de potencia y 388 Nm de par motor, sistema de tracción 4WD Super-All Wheel Control y una nueva caja de cambios automática de 8 velocidades exclusiva para este motor diésel.
  • Introducción del sistema de control activo de la deriva (AYC) en las versiones 2WD. Gracias a este sistema se mejora la dinámica de conducción en curva a través de la frenada de cada rueda delantera de forma independiente al detectar pérdidas de tracción.
  • Nuevas llantas de aleación para la versión Challenge.
  • Introducción del funcionamiento automático de los elevalunas eléctricos. Ahora, los elevalunas de las cuatro ventanillas se abren y cierran con un solo toque desde la posición del conductor. Esta nueva función está disponible desde el acabado Spirit.

También »  BMW presenta su nuevo deportivo descapotable Serie 8 Cabrio