Probamos el nuevo Hyundai Kona híbrido

Ya sea en su versión convencional, la electrifica e incluso vestido de Ironman, el crossover urbano de la marca coreana siempre convence. En la variante híbrida que completa la gama hace de su eficiencia y su equipamiento sus principales puntos fuertes


Róber Martí | Las Palmas de Gran Canaria » 25 de marzo, 2020

A diferencia de otras marcas que se están dejando los codos para aprobar a toda prisa la asignatura de electrificación, Hyundai tiene con sus Ioniq y Kona un notable alto asegurado. El Kona Eléctrico acaparó el pasado año buena parte de las ventas en ese ámbito –el de las cero emisiones– y ha puesto el listón de los muchísimos modelos 100% eléctricos que han de ir incorporándose a nuestro mercado de 2020 en adelante. Con este espejo en el que mirarse, se incorpora a la gama del crossover urbano una versión híbrida.

La propuesta mecánica es la misma del Ioniq y el Niro de Kia, ambos en su versión híbrida convencional. El peso de la propulsión corre a cargo del motor 1.6 GDI (inyección directa de gasolina atmosférico) que aporta 105 cv y va de la mano de uno eléctrico síncrono de imanes permanentes de otros 43,5 cv alimentado por una batería de polímero de ión litio de 1,56 kWh. Conjuntamente, esta ‘unidad de potencia’ proporciona a este crossover urbano 141 cv y 265 Nm de par.

Se trata de un sistema híbrido en paralelo convencional en el que uno y otro propulsor funcionan de manera independiente o al unísono según la situación de conducción. En modo 100% eléctrico, el propulsor síncrono toma las riendas alimentado por una batería que se caracteriza por una alta capacidad regenerativa.

El nuevo Hyundai Kona Híbrido
El nuevo Hyundai Kona Híbrido | Foto: NeoMotor Canarias

En condiciones de máxima exigencia (traducida en una alta carga sobre el pedal del acelerador), el motor eléctrico ‘asiste’ al térmico para, con esa potencia extra y, especialmente, mediante su inyección inmediata de par (170 Nm) aportar un empuje que, sin ser equiparable al del Kona eléctrico, aviva el espíritu de este crossover urbano.

Su aceleración (de 0 a 100 km/h en 11,2 segundos) no es la de un modelo de enfoque deportivo ni mucho menos, pero es que el punto fuerte del Kona Híbrido es su eficiencia. Son 5,4 l/100 km en la versión con llanta de 18” que montaba esta unidad de acuerdo con el ciclo WLTP y unas emisiones de CO2 de 122 g/km. Durante nuestra prueba nos movimos en unos índices de consumo ligeramente inferiores: 5,2 l/100 km. En el bolsillo esto repercute en una economía de consumo importante, pero también, en el caso de Canarias, en el ahorro del IGIC y del impuesto de matriculación. No hay datos sobre la autonomía eléctrica de esta versión del Kona.

A nivel de comportamiento, el Kona Híbrido no presenta cambios reseñables respecto a sus hermanos de gama. En el caso del eléctrico siempre juega a su favor la posición de las baterías y la consiguiente rebaja del centro de gravedad, pero si lo comparamos con el Kona térmico no hemos percibido grandes diferencias. Es, por tanto, un coche cómodo de conducir, vivo en sus reacciones y que se mueve como pez en el agua en un ámbito urbano sin mostrar costura alguna en conducción en vías rápidas o carreteras de montaña.

El nuevo Hyundai Kona Híbrido
El nuevo Hyundai Kona Híbrido | Foto: NeoMotor Canarias

Si lo ponemos frente a frente con otros híbridos de su categoría, Hyundai puede presumir de una transmisión de primerísima calidad. El cambio automático de doble embrague (DCT) y seis velocidades aporta un refinamiento de marcha inalcanzable para cualquier otro híbrido con un cambio de variador continuo. La comunión de la unidad de potencia que forman los dos motores con la propia transmisión es total y si se requiere tomar el control en cuanto a la relación que está engranada, se puede recurrir a las discretas levas del volante o mediante la palanca selectora de la consola central.

Como en otros muchos modelos, el Kona Híbrido permite escoger entre los modos ‘Eco’, más dado a ahorrar gasolina a costa del ‘punch’ del acelerador; y ‘Sport’, que enerva ligeramente el comportamiento del motor, el cambio y endurece un poco la dirección. Para activarlo sólo hay que desplazar a la izquierda la palanca selectora del cambio.

Amplio equipamiento

Hyundai ha querido posicionar al Kona Híbrido en lo alto de la gama en cuanto a equipamiento. La evolución en cuanto a infoentretemiento (que abordamos en un cuadro aparte) es palpable nada más darle al contacto, pero es también muy significativo que disponga de un paquete de seguridad más completo.

En la versión que hemos probado para NeoMotor, este ‘pack’ Hyundai SmartSense contaba con la advertencia de colisión frontal con frenada automática y detección de peatones y ciclistas; asistente de mantenimiento de carril; asistente de luces largas; advertencia de atención del conductor; control de crucero adaptativo con función ‘stop&go’ (opcional); asistente de seguimiento de carril (opcional) que mantiene el Kona en el centro de la carretera; advertencia de límites de velocidad; detector de ángulo muerto y advertencia de colisión de tráfico cruzado posterior.

El interior del nuevo Hyundai Kona Híbrido
El interior del nuevo Hyundai Kona Híbrido | Foto: NeoMotor Canarias

Otro detalle que ilustra ese mayor componente tecnológico del Kona Híbrido es que dispone de un freno de estacionamiento eléctrico y un head-up display. Las versiones con la pantalla táctil más avanzada, la de 10,25 pulgadas, pueden contar con un ‘eco asistente’ (Eco-DAS) y un sistema predictivo de la gestión de la energía. La unidad probada no disponía de ninguno de estos dispositivos.

Diseño

Igual de ‘bárbaro’ que siempre

La versión híbrida no presenta cambios significativos en su exterior. Apenas unas llantas exclusivas (de 16 pulgadas de serie o 18 opcionales). La originalidad y la viveza de la paleta de colores de su carrocería siempre ha caracterizado al Kona y en su versión híbrida se mantiene con una decena de tonos combinables con la opción del techo bitono.

El cambio más significativo del interior es, como vemos aparte, la inclusión de una nueva pantalla multimedia táctil más grande y con un nuevo interfaz. Además, estrena un paquete de elementos que se pueden personalizar al escoger entre una terminación en blanco (de serie), lima o rojo (opcionales). Estos detalles de color se focalizan en la palanca de cambios, el anillo del botón de arranque, el volante y los difusores del aire. Los paquetes opcionales en verde o rojo también permiten dar color a los cinturones de seguridad.

El nuevo Kona híbrido incorpora una pantalla táctil más grande
El nuevo Kona híbrido incorpora una pantalla táctil más grande | Foto: NeoMotor Canarias

Infoentretenimiento

Una evolución tan útil como necesaria

Al Kona, como a buena parte de la gama Hyundai, siempre le hemos achacado cierta falta de ambición en lo que a sistemas de infoentretenimiento se refiere. Y no hablamos tanto de equipamiento puro y duro, de hardware, sino del interfaz de su pantalla y los dispositivos que a través de ella se controlan. Pues bien, según acabados, en el Kona Híbrido ese punto negativo es historia. La nueva pantalla táctil de 10,25 pulgadas (la marca la llama Split) es personalizable en su configuración y estrena un diseño inmensamente más elegante.

Además, la nueva pantalla sirve de acceso a los servicios LIVE de la marca. Los modelos con navegador pueden contar con información actualizada automáticamente sobre el tráfico, radares, estaciones de servicio, tiempo, etcétera. La conectividad con los teléfonos móviles inteligentes está asegurada al integrar Apple CarPlay y Android Auto.

También »  'Dieselazo': Se inicia la subida del diésel propuesta por Sánchez