Probamos el DS7 Crossback, símbolo de distinción

El DS7 Crossback no es un Citroën con caro maquillaje francés, sino un SUV de altísima calidad con sello propio


Edgar Vivó » 18 de marzo, 2019

Sin lugar a dudas, PSA ha logrado aquello que pretendía con DS7 Crossback: transmitir con los modelos de esta marca ese glamour y sofisticación que destilan los productos franceses de alta gama.

Tiene un diseño imponente y que no pasa en absoluto desapercibido. Despierta admiración allá por donde pasa, gracias a unas formas atractivas que se refuerzan con acertados elementos decorativos como la gran parrilla frontal presidida por el logo DS, los pilotos traseros diamantados, las numerosas inserciones cromadas o los intermitentes dinámicos.

DS7 Crossback

Pero si algo destaca en este modelo es su interior. El ejercicio de diseño realizado por DS en este espacio es intachable y los materiales utilizados de primera calidad, conformando un habitáculo que hará las delicias incluso de los paladares más exquisitos. Siguiendo un caprichoso patrón de formas rectilíneas y poligonales se logra un habitáculo único, en el que la tecnología está presente en cada uno de sus elementos.

La unidad probada tenía el acabado Opera, que combina sistemas tecnológicos de vanguardia con exclusivos materiales como el cuero perforado para unos asientos de reglaje automático, calefactados y con función masaje que ofrecen un confort inmejorable. Sobre este último apartado merece especial mención la soberbia insonotrización del habitáculo.

EXCELENTE COMPORTAMIENTO

La unidad de pruebas montaba el motor diésel BlueHDi 180 ligado a un cambio automático de convertidor de par y 8 relaciones. Como su nombre indica desarrolla 180 cv y nada menos que 400 Nm de par motor, que logran mover con increíble sontura los 1.610 kilos que pesa el coche.

DS7 Crossback

Fiel a su espíritu, en este SUV predomina el confort y la comodidad de marcha, como comprobamos en el largo trayecto por autopista. Eso sí, pese a esta bondad era fácil mantener altos ritmos de marcha sin perder ni un ápice de confianza al volante, puesto que las suspensiones mantenían siempre estable la elevada carrocería. Y si lo que se quiere es disfrutar de su potencia, se puede pasar al modo Sport de los tres mapas seleccionables, con el que se agudiza la respuesta del acelerador, se exprimen más las marchas, que se pueden incluso manejar desde las levas tras el volante, a la vez que se endurece tanto la dirección como la suspensión. Sin convertirse en un deportivo, este modo permite disfrutar más al volante y ver las verdaderas prestaciones del coche.

DÉJATE LLEVAR

No podemos dejar de mencionar un aspecto en el comportamiento del DS7 que nos llamó especialmente la atención. Se trata del DS Connected Pilot, un sistema que conjuga la tecnología de mantenimiento del carril y el  programador de velocidad activo, para dotar a este modelo de conducción semiautónoma. Y hemos de decir que es de los mejores que hemos probado hasta la fecha. El modo en que el coche trazas las curvas por sí mismo, incluso a velocidades muy comprometidas, es sencillamente inmejorable por su fluidez y por cómo mantiene al coche en el centro del carril. Poco varía a cómo lo haríamos si nosotros mismos estuviésemos manejando la dirección.

Interior del DS7 Crossback

Otros sistemas destacables son el DS Park Pilot, que realiza por sí solo todas las maniobras de aparcamiento posibles; el DS Night Vision, que muestra en la pantalla una visión infrarroja de la carretera haciendo visibles elementos que simple vista no se perciben; y, finalmente, un sistema que literalmente vigila tu rostro mientras conduces para saber cuando comienzas a dar señales de fatiga al volante.

Con todo lo anteriormente mencio­nado, llegamos a la conclusión de que realmente estamos ante lo que ha pretendido PSA con la comercialización de este DS7 Crossback: ofrecer a sus clientes un SUV realmente exclusivo, con un diseño diferenciador, un interior único, tecnologías inteligentes y con un comportamiento extraordinario. Sofisticación francesa llevada a la carretera.

También »  Inteligencia artificial en la producción de Audi