Cupra Snow Experience 2020: rápidos sobre cualquier superficie

La marca deportiva de Seat nos presenta su Ateca Limited Edition sobre asfalto, nieve y hielo, poniendo de manifiesto las altas prestaciones y sorprendentes dotes off road de este atractivo 4x4 con 300 cv

Pepe Barba | Davos, Suiza » 2 de marzo, 2020

Hasta la preciosa localidad suiza de Davos, a 1.560 metros de altitud y la ciudad más alta de la UE geográfica, nos ha llevado Cupra para poner a prueba las capacidades de sus Ateca. Enamorados como estamos de este agresivo SUV con tracción 4×4, 300 cv, 400 Nm de par y un delicioso cambio DSG con 7 velocidades, probarlo sobre asfalto helado, con muchísima nieve, hielo y demás dificultades, se nos hacía muy atractivo. Además, conoceríamos el nuevo tope de gama de la firma, el Cupra Ateca Limited Edition, con su atractivo acabado y su escape Akrapovic, del que solo se fabricarán 1.999 unidades, 350 de ellas para España.

La buena marcha de Cupra se pone de manifiesto en sus ventas, el año pasado vendieron 24.700 unidades, creciendo un 71,8% sobre el año anterior. Estas cifran mejorarán a lo largo del presente año gracias a la incorporación de tres nuevos modelos: Cupra León, Cupra León Sport Tourer y Cupra Formentor –los dos primeros basados en el recién presentado Seat León y el último será el primer modelo exclusivo de la marca, un agresivo SUV Coupé basado en el Ateca que estrenará un motor híbrido con 310 cv-.

El Cupra Ateca es, por el momento, el único modelo de la firma, ya que los León Cupra siguen portando el logo de Seat. Se trata de una preparación sobre el popular SUV compacto de la marca española que, además de presentar una agresiva estética, con faldones, spoilers, alerones y grandes llantas –de hasta 20 pulgadas de diámetro-, monta un extraordinario motor de gasolina con 4 cilindros y dos litros de cilindrada que, gracias a la inyección directa e indirecta y un sofisticado turbo, entrega 300 cv entre 5.300 y 6.500 rpm, con un par máximo de 400 Nm entre las 2.000 y las 5.200 vueltas. Además cuenta con tracción total inteligente y un cambio automático de doble embrague (DSG) con 7 velocidades y levas en el volante. Con estos mimbres, los 1.615 kilogramos que pesa este Ateca aceleran de 0 a 100 km/h en solo 4,9 segundos y alcanzan los 247 km/h. La mecánica es idéntica en todas las versiones, lástima que Cupra no venda en España la versión ABT que sube la potencia hasta los 350 cv y el par hasta los 440 Nm.

Cupra Snow Experience 2020
Cupra Snow Experience 2020 | Foto: Cupra

Deslizantes emociones

Ya conocíamos bien el Cupra Ateca, su excelente dinámica y un motor que siempre entrega potencia y que responde con presteza al mínimo roce en el pedal del acelerador. Su excepcional adherencia, en toda circunstancia era, hasta ahora, lo que más nos gustaba de él. No solo tiene 300 cv, sino que es fácil pasarlos al suelo y no hay que ser un conductor excepcional para sacarle el mucho partido que ofrece. Pero esta vez, las condiciones eran muy diferentes.

Comenzamos con un estrecho recorrido off road, cuya principal dificultad era una pronunciada bajada que ciertamente impresionaba. El Cupra Ateca evolucionaba con suavidad y traccionaba muy bien, superando fácilmente las dificultades. Cuando llegamos a la bajada, nos bastó con dejar actual al control de descenso de pendientes para llegar abajo sin dificultad –lo probamos sin el control y nunca fuimos capaces de hacerlo mejor que con él-. Convencidos de su rendimiento y pese a lo abultado de sus spoiler, su buena distancia al suelo -permitió que no tocáramos ni una sola vez-, pasamos al segundo ejercicio.

Cupra Snow Experience 2020
Cupra Snow Experience 2020 | Foto: Cupra

Un revirado circuito, trazado sobre la abundante nieve fresca… llega la diversión. A cada pasada, las cruzadas eran más largas y divertidas, manteniendo un elevado control sobre el vehículo. La nieve se fue convirtiendo en hielo y, ni en esas terribles circunstancias, el Cupra Ateca dejó de hacernos caso y eso que siempre fuimos más rápido y con más gas que la prudencia o el sentido común aconsejaban.

El plato fuerte estaba por llegar. Cupra había abierto el puerto de montaña Füela Pass, a 2.383 metros de altura, que se cierra en invierno, para nosotros. Algo más de seis kilómetros con curvas de todo tipo y un desnivel de hasta el 12%. Delante un monitor con un Seat León Cupra. Dejamos espacio y pronto vemos que el monitor va realmente rápido. Nos ponemos ‘las pilas’. La adherencia del Cupra Ateca es impresionante, monta neumáticos Pirelli de contacto que funcionan a la perfección y traccionan muy bien pese a los casi 20 cm de nieve que hay sobre el asfalto. La confianza es tal que abordamos las últimas ‘paellas’ completamente de costado, con el acelerador aplastado hasta el fondo y una imborrable sonrisa en el rostro.

Cupra Snow Experience 2020
Cupra Snow Experience 2020 | Foto: Cupra

El Cupra Ateca se vende por 45.550 euros. Por mucho que busquemos, no encontraremos en el mercado un SUV de este tamaño y prestaciones por ese precio. Si buscamos la exclusividad del Limited Edition, con sus aditamentos de carbono, su suspensión rebajada, sus frenos Brembo perforados, sus llantas de 20 pulgadas, su interior en alcántara azul, su precioso escape Akrapovic, etc. el precio subirá hasta los 58.584 euros –si valoramos todos esos extras, los casi 13.000 euros de diferencia salen baratos-. En definitiva, un coche singular, con fantásticas prestaciones, pero que permite un uso diario, con consumos muy razonables -8,5 l/100 km de media- y un alto nivel de practicidad.

Del tope de gama, el nuevo Cupra Ateca Limited Edition, solo se fabricarán 2000 unidades.

También »  Renault Clio: finalista del The Car Of The Year 2020