Citroën Ami: movilidad urbana para todos

El cuadriciclo biplaza cien por cien eléctrico Ami ofrece 70 km de autonomía, 3 hora de recarga en enchufe doméstico y cuesta tan sólo 6.900 euros en Francia


Pepe Barba | París (Francia) » 20 de marzo, 2020

Convocados como estábamos para conocer los planes de electrificación de Citroën, la marca de los Chevrones presentó, casi por sorpresa, su nueva propuesta de movilidad urbana: el Ami, un elaborado cuadriciclo ligero que llegará a nuestro mercado en primavera, como una rompedora apuesta por crear una movilidad asequibledesde 19,90 euros/mes, con una entrada de 2.644 euros en Francia-, sin emisiones, práctica y sencilla.

No es que Citroën haya inventado nada, puesto que los cuadriciclos ligeros, tanto con motores de combustión, como eléctricos, llevan muchos años en el mercado, pero hay que reconocer el esfuerzo y la creatividad de la marca gala a la hora de materializarlo y de conseguir el principal objetivo de su pliego de condiciones: que sea asequible.

Interior del Citroën Ami
Interior del Citroën Ami

Así y partiendo del premiado prototipo Ami One Concept que la marca presentó en 2019, se ha creado una estructura tubular muy ligera y se ha carrozado con paneles plásticos simétricos, esto es que el frontal y la trasera son idénticos, en tanto que las dos puertas, una a cada lado y que se abren en distinto sentido –contrario a la marcha para el conductor y a favor de la misma para el acompañante- también lo son, reduciendo sensiblemente los costes de fabricación. La parte superior del habitáculo pretende ser muy luminosa y junto a sus grandes parabrisas y luneta, se ha instalado un techo de cristal –no practicable-, mientras que las ventanillas laterales se desdoblan hacia arriba en un guiño al singular 2CV.

Hay que tener en cuenta las reducidas cotas exteriores del vehículo: 2,41 metros de longitud –casi 30 centímetros menos que un Smart ForTwo-, por 1,39 metros de anchura y 1,52 de altura, para valorar positivamente un bien resuelto habitáculo, con el asiento del conductor regulable en distancia y el del acompañante fijo, lo que permite alojar el eventual equipaje delante de las piernas del pasajero o detrás del asiento del conductor. Hay huecos portaobjetos entre el salpicadero y el parabrisas, así como en las puertas. Aunque dispondrá de varios kits decorativos para personalizarlo, el Ami solo estará disponible en un atractivo color azul mate –según Citroën, ni masculino, ni femenino-.

Técnicamente monta un motor eléctrico de 8 cv que se alimenta de una batería de 5,5 kWh instalada en el suelo. Con ella es capaz de recorrer 70 kilómetros, con una velocidad máxima de 45 km/h –limitada por reglamento-, mientras que Citroën declara que bastan tres horas en un enchufe doméstico (Schuko, de los grandes, tipo electrodoméstico) para una carga completa.

Las puertas se abren en sentido apuesto

Por último, hemos de remitirnos al estricto reglamento de homologación de un cuadriciclo ligero para entender algunos aspectos del Ami. Así y con un peso en vacío de 425 kg –a los que hay que añadir los 60 kg de su batería-, el Ami no tiene aire acondicionado –aunque sí calefacción-, ni airbags –con la velocidad limitada a 45 km/h y su aparentemente robusta estructura tampoco es que sean necesarios-, ni puede circular por autopistas o autovías, ni otros elementos a los que estamos acostumbrados en un coche por pequeño que sea. Y es que, recordemos, que no es un coche –la propia Citroën se refiere a él como un instrumento de movilidad urbana-.

Aún pendiente de homologación en nuestro país, para conducir un cuadriciclo ligero como el Ami basta con el permiso de ciclomotor, que se puede obtener desde los 16 años –incluso hay un permiso para cuadriciclos ligeros obtenible con 15 años-.

Con un precio de 6.900 euros en Francia -de los que allí descuentan 900 euros por ayuda gubernamental al coche eléctrico-, su comercialización en Francia, se hace exclusivamente on-line, aunque se puede ver, probar y configurar en establecimientos colaboradores como FNAC o la red Citroën que voluntariamente quiera participar. Por lo que hemos sabido en nuestro país se está al habla con FNAC, El Corte Inglés y otras redes comerciales.

También »  Analizamos el Renault Mégane Sport Tourer GT